Home

  
 Tras varias décadas viajando he decidido plasmar en esta página un resumen de mis reportajes fotográficos y apuntes, que brindo a todos los Grandes Viajeros y a aquellos que ahora comienzan.

 En la memoria, que suele acompañar a cada viaje, he descrito de forma subjetiva la situación económica, política, cultural, etc. del país, al igual que los comentarios sobre la gente, su forma de vida, sus creencias religiosas, su comida, etc. Es aquí donde ruego al lector que, a la hora de interpretar mis comentarios, tenga en cuenta: de una parte, la fecha en la que se produjo la visita al país, pues éste puede haber cambiado mucho desde entonces y, de otra,  mi estado de ánimo, el cual pudo verse afectado por las dificultades propias del viaje como el calor, problemas en la frontera, alguna enfermedad transitoria, etc.

 En cualquier caso,hazme el comentario que creas conveniente por e-mail y yo, gustosamente, te responderé. Entendería, perfectamente, una amplia disparidad de opiniones, las que sin duda respetaré.

 Si tienes interés por alguna determinada fotografía házmelo saber y trataré de complacerte.

 A todos os aconsejo que viajéis. No se puede alargar la vida pero, viajando, se puede ensanchar. 

 Un viajero impenitente. 


Acerca de mí

 Nací en Gijón, Asturias. Empecé a viajar yo solo a los 11 años por España utilizando el tren como medio de transporte. Tras licenciarme en Ingeniería, me instalé por un tiempo en París, donde permanecería un año pintando cuadros que luego vendería en Montmartre; desde allí viajé por la mayoría de los países europeos. También trabajé en Londres y Alemania, ya fuera en una editorial de publicaciones vanguardistas o desguazando submarinos subastados por la Armada Británica. Luego me casé, tuve dos hijos encantadores y me divorcié pasando, posteriormente, a mi primer amor: “los viajes”. Mi hija Silvia, a la que le encanta viajar, me acompañó por Indochina, Emiratos Árabes, New York, Paris, etc. Visité todos y cada uno de los 50 Estados Unidos de América, así como los estados del Centro, el Caribe y el Sur del continente americano. Mi hijo Agustín, gran viajero, me acompañó también en diversas ocasiones por países difíciles de Asia.

Después dediqué varios años exclusivamente a África,  incluyendo visitas a parques con gorilas de montaña, trabajos de guía acompañante, safaris de caza, fotográficos, senderismo. Más tarde y tras obtener el Certificado como Miembro de la National Geographic Society el 1º de enero de 1978, el título de Patrón de Yate hasta 500 toneladas el 10 de octubre de 1977 y el de Buceador Deportivo el 7 de febrero de 1978, continué viajando por una de mis regiones preferidas: el Pacífico Sur, por donde navegué miles de kilómetros tanto en varias expediciones como en pequeños barcos, por islas y archipiélagos como Pascua, Salomón, Vanuatu, Pitcairn, Tuvalu, Marquesas, Sociedad, Tuamotu, Trobriand, Pascua, Papúa, Nueva Caledonia, Fiji, etc. etc. Pasé temporadas con amigos de  Nueva Zelanda. Visité  5 veces Australia junto con los archipiélagos de Christmas, Cocos, etc. Después continué por el Pacífico Norte, visitando todas las islas y  archipiélagos remarcables: Federación de Estados de Micronesia, Marshall, Palau, Nauru, Kiribati, etc.

 Asia fue el siguiente continente por donde realicé tantos viajes como fueron necesarios para visitar la totalidad de sus países, algunos de ellos, en jeep, junto a mi aventurero hijo Agustín, como fue el cruzar el desierto del Gobi en Mongolia y, en un viaje posterior, atravesar los cinco países que conforman Asia Central: Turkmenistán, Uzbekistán, Kyrguistán, Tayikistán y Kazajstán. Como digo yo: “maravillosa experiencia para un padre y un hijo”. Navegué por el Yangtsé, visitando la presa de las tres gargantas, Trans-Siberiano, Lorosae, etc.

 Isla de Midway, Isla Ascensión, archipiélago Svalbard, Islas Faeroes, etc. son destinos aislados que visité en los años 90, al igual que la Antártica, en la que estuve varias veces. Entré por primera vez en Afganistán durante el período talibán y por segunda, con un grupo de 9 británicos, poco después de que acabara la guerra.

 Como Patrón de Yate viví la aventura de atravesar el barco de un amigo de New York, desde Funchal en la isla de Madeira hasta el otro lado del Atlántico, en las Bermudas. Después siguieron expediciones largas y minuciosas por el Orinoco y por el Amazonas y sus afluentes, al igual que la navegación de 2.000 Km. por los fiordos noruegos, hasta Rusia, etc.

 A lo largo de mis viajes he sufrido numerosas desventuras, como ser encarcelado dos veces en países que prefiero no recordar, y detenido como sospechoso de espionaje en Beirut, Trípoli de Libia, Guinea Ecuatorial, Gabón, etc. Durante una serie de años mi trabajo me ha llevado, también, por múltiples países del mundo.

 En el año 2001, cuando ya me quedaban pocos países en el mundo por conocer, me inscribí en el Club Internacional de Grandes Viajeros, llegando, en el 2003, a alcanzar los 245 países que conformaban la lista oficial, por lo que el Club me otorgó una medalla de oro por llegar a ser el número uno. Más tarde visitaría el Polo Norte tras una navegación muy dura en un rompehielos ruso.

 Después continué con expediciones marítimas por los Mares del Sur: Papúa Nueva Guinea, Vanuatu, Islas Salomón, etc. sin dejar a un lado los nuevos países y comunidades creadas como: Montenegro, Islas Äland, Socotra, St.Kitts & Nevis, etc. ni mis habituales viajes a Egipto, Líbano, Palestina, Siria, Itaca, Báltico, Seychelles, Sri Lanka, Cabo Verde, Indonesia, Punjab, Azerbaiyán, Irán, Etiopía, Guatemala, Colombia, Ecuador, Brasil, Sudáfrica, EE.UU, Emiratos Árabes, California, Argentina, Costa Rica, Panamá, Chile, Ecuador,...México, Cuba con una docena más de islas caribeñas...y no olvidemos una buena veintena de naciones europeas... Y todo reflejado en esta web puesta al día. ¡No he parado!

 Ahora, en 2017, continúo viajando por distintos continentes volviendo, una y otra vez, a países que me dejaron un grato recuerdo y con el sueño de acercarme al Guinness.

 Producto de mi larga actividad viajera son mis 28 pasaportes llenos de visados y sellos de inmigración, 300 álbumes de fotografías, un gran número de CDs con fotos (actualmente 521 viajes  en esta web) y más de 12.500 monedas y  2.200 billetes diferentes de curso legal, que he ido atesorando de cada uno de los países y territorios del mundo que he visitado.

 Así que  sigo haciendo lo que más me gusta en esta vida: VIAJAR.



NOTA.-Tienes una forma rápida y sencilla de encontrar cualquier país o rincón del mundo en esta web: emplea para ello el "Buscar en este sitio" que está situado en la cabecera de la página.