Home‎ > ‎Pacífico‎ > ‎

Cook 96

 Octubre de 1996 

 Dependientes de Nueva Zelanda, pero con un gobierno autónomo, las islas Cook tienen una población de 18.000.habitantes, repartidos en 4 islas principales (Rarotonga, Aitutaki, Mangaia y Atiu) cuya superficie total equivale a la de un término municipal en España.

 Hablan el maorí y un poco el inglés. Son protestantes en su mayoría y su riqueza principal es la agricultura (coco, banana y mango), la pesca y el turismo.

 Rarotonga, la isla capital, es una especie de isla jardín pues hay flores en las plantas, en los arbustos, en los árboles… por la montaña, por la playa, por las carreteras… las llevan los nativos en la oreja, te las ponen en los sitios donde comes, en la habitación donde duermes, en las tiendas, en el banco… acabas poniéndotelas tu mismo en la oreja o regalándolas a la primera ­persona que pasa… pueden ser hibiscus, gardenias, frangipanis etc.

 La isla, que viene siendo un circulo de 6 Km. de radio, ­ se puede recorrer andando, en bicicleta, en moto o en jeep. Te alquilan cualquier medio de locomoción. Alquilé un jeep y subí hasta las montañas, di varias vueltas por diferentes caminos y en ambas direcciones. Llegué a la conclusión de que Mallorca, donde vivo actualmente en España, es una isla gigantesca.        .

 La gente te saluda al pasar, pues son agradables, hospitalarios y educados; se les ven felices y son muy amables entre ­ellos mismos; sonríen todo el tiempo y son muy tranquilos; son obesos, muy obesos y grandes. Ellas, a pesar de su obesidad, son muy ac­tivas y ocupan todos los puestos de responsabilidad. Ellos se com­portan como chicos grandes a los que hay que decirles siempre lo que tienen que hacer.

 Una playa de fina arena blanca y una barrera de coral ­rodean la isla, sí, una isla llena de palmeras, flamboyanes, frangipanis, árboles del pan,  papayas, bananas, etc. ¡un sueño!

 Visité, también, el atolón de Aitutaki de belleza distinta, pues es coralina y tiene su típica laguna azul, su coral, sus pla­yas, palmeras, tranquilidad etc. Su pequeña población de 1500 habitantes apenas tiene actividad: pesca, fruta y algún boniato; para que más… no son ambiciosos… pero sí felices… Los colores de las aguas de la laguna van pasando de azul turquesa a verde ­esmeralda, según el día y la luz que recibe, creando una belleza no muy fácil de imaginar para el habitante de las costas del atlántico. Desde el avión este atolón, formado por tres islitas, ofrece un espectáculo maravilloso.

 Por las noches dormía en una cabaña-bungaló al borde de una playa virgen de varios kilómetros. Por lo que respecta a la co­cina: la carne de perro la cocinan deliciosamente, el rucau se ca­racteriza por llevar hojas de tara con crema de coco, el eke a base de calama­res y el kumara con patatas dulces o boniatos.

 Avarua, la peque­ña capital de las islas, tiene muy poco valor.

 En síntesis se trata de unas islas maravillosas, llenas de paz, donde seria agradable volver para quedarse un poco más.

 ENLACE AL ÁLBUM DE FOTOS