Home‎ > ‎Pacífico‎ > ‎

Christmas 00

 Mayo de 2000

 

 Llegué a esta pequeña isla procedente de las Islas COCOS (KEELING), situadas a unos 900 Km. al oeste. Tiene una superficie de 130 km.2 (equivalente a 1/3 de la isla de Menorca o Ibiza) y es un promontorio sobre el mar de 18 Km. de largo por  7 Km. de ancho. El mapa ofrece la clarísima forma de un perro. Curioso, ¿verdad?

 Apenas existen playas pues la isla se encuentra con el mar en largos y altos acantilados. Salvo la diminuta zona habitada de SETTLEMENT o FLYING FISH COVE, el resto tiene una densísima vegetación (RAIN FOREST- SELVA TROPICAL) inaccesible como no sea con la ayuda de un machete. Algunas pistas de tierra atraviesan la isla y son utilizadas para la explotación superficial de una mina de fosfatos que ocupa una gran extensión. Esto supone el paso de maquinaria pesada por las mencionadas pistas hasta llegar al puerto, donde el material se almacena y carga en barcos. El contexto donde se desarrolla esta actividad es similar a la que observé en la isla de NAURU, toda ella excavada para la extracción de los malditos fosfatos.

 La familia CLUNIE-ROSS  de origen inglés fue, al igual que en COCOS ISLANDS, la pionera en la explotación de los fosfatos. La población de unos 1.500 habitantes está formada por un 60% de chinos procedentes de Malasia, un 20% de malayos (musulmanes) y otro 20 % de australianos de origen europeo. Toda la población está concentrada alrededor de la zona de embarque de los fosfatos. No hay una sola casa en el resto del territorio. Sólo hay bosque o jungla.

 Durante el recorrido por la isla con mi Toyota 4WD alquilado, me he tropezado con árboles caídos y ramas grandes que se desplomaban a mi paso. Resultó peligroso. Así pude llegar a lugares de gran belleza, tras atravesar grandes zonas de RAIN FOREST. Los mosquitos abundan por todas partes aunque lo que más se ve son millones y millones de grandes cangrejos: rojos, rojos y negros, amarillos, grises, etc. Atraviesan las pistas constantemente y cuando caminas por el bosque tienes que ir sorteándolos. Me daban asco. Por la noche tienes que llevar una linterna para no pisarlos. Poseen unas "tenazas" fortísimas con las que parten la dura cáscara de un coco, para comérselo.

 Los puestos de trabajo de  los fosfatos  están ocupados por  chinos y su central sindical controla la fábrica (que ha sido adquirida por los trabajadores) y los políticos y la política local o regional de la isla. Son muy poderosos.

 Estuve 5 días completos en esta pequeña isla y pude conocer a mucha gente de raza europea, pues íbamos a comer al mismo sitio. Prácticamente no existe turismo. De vez en cuando llega alguna pareja de la Australia continental pero muy pocas veces llegan extranjeros. Me hice amigo de GARY un chaval de unos 30 años quien, al día siguiente de conocernos, me hizo auto-stop para pedirme ayuda pues su furgoneta había pinchado dos ruedas a la vez y se encontraba tirado en una zona selvática por donde no pasa casi nadie. Ambos nos sorprendimos muchísimo de la casualidad y nos hicimos buenos amigos. También me pasé una mañana ayudando a limpiar la única "calita" decente que tienen, llamada GRETA, siguiendo la convocatoria que se había hecho en el pueblo para limpiarla entre todos. Llegan a ella muchas botellas y plásticos desde la isla de Java.

 Se ven muchos boobies y muchas fragatas. También abundan los TERNS. Ahora están criando. Desde el lodge donde me alojaba, único lugar agradable de la isla y con sólo 6 habitaciones, veía los nidos de los boobies y sus crías. Las fragatas acosaban a los pobres boobies para quitarles la comida.

 Durante el día comía por los bosques y zonas costeras y por la noche cenaba siempre en el mismo sitio: el RUMAH TINGGI, el rincón más agradable del pueblo situado delante del mar y con una agradable brisa. Todo el año hace un calor sofocante. Aunque por la noche desciende la temperatura un par de grados, cuesta dormirse. Algunas de las personas desplazadas por trabajo que había conocido en COCOS ISLANDS, volví a encontrarlas en CHRISTMAS, donde tenían su base: IVONE (HOSPITAL), LORAINE (ADMNISTRACION), VIRGINIA (TOURISM ASSOCIATION), etc.

 La isla está  a 400 km. al oeste de YAKARTA, en la isla de JAVA, a 2.600 km. de PERTH, y en las coordenadas: longitud 105° E y latitud 10° S.

 Me alegro de haberla visitado ahora, pues dentro de 2 años la isla cambiará y perderá parte de su encanto: se está preparando el comienzo de las instalaciones de una base de satélites espaciales. Esto supondrá la industrialización del centro, la construcción de un puerto, de una central eléctrica, de grandes carreteras, etc. Algo se verá afectado: el ecosistema o la paz o la vida de la gente, pero bastantes cosas tendrán que cambiar. Será el final del encanto.

 Las precipitaciones llegan a los 2.000 mm al año lo que, unido a la altísima humedad, hace que todo crezca rápido y frondoso. Fui testigo de una  corta pero sobrecogedora tormenta tropical, que resultó casi dantesca: el viento y la lluvia destrozaban todo.

 Los isleños adoran los cangrejos. Algunos son realmente horribles y grandes. Hay millones. Al principio haces un esfuerzo para que te caigan bien. Después abandonas la idea y comienzas a odiarlos. Acabé arremetiendo contra ellos. ¡Ya no podía más! Los nativos se sienten muy orgullosos de ellos y venden camisetas y objetos de regalo para niños con sus figuras. En las islas COCOS no hay tanta pasión; claro que tampoco hay tantos cangrejos, ni tan variados. La migración de los millones de cangrejos terrestres hasta el mar se produce todos los años en la época en que las mareas son imperceptibles. Ellos saben esto y siguiendo la luna y sus ciclos, allá que se van todos al mar al mismo tiempo, en cuyas orillas, posiblemente, sean germinados los huevos y, las hembras desovan. Las larvas, al cabo de algunas semanas, abandonan el mar y buscan el RAIN FOREST al que saben como llegar. Hay algo muy llamativo: cada año, millones de cangrejos eligen el mismo recorrido que les conduce al mar. Las autoridades isleñas les hacen una especie de embudo en el cruce de las carreteras con el fin de que no sean atropellados por los vehículos. Es muy interesante. ¡Qué espectáculo ver tanto cangrejo rojo cubriendo los verdes campos que conducen al mar! El tamaño medio de los cangrejos equivale, al menos, a la mano de un hombre. El recorrido es largo y se prolonga durante varias semanas. Los cangrejos juegan un importante papel en el ecosistema del BOSQUE HUMEDO (RAIN FOREST): reciclan nutrientes de la vegetación muerta transformándola en fertilizante.

 Se ven algunas flores: buganvillas, frangipanis, etc. También hay zonas de pándanos. Hice  todos los recorridos posibles durante los cinco días que duró mi estancia y con un vehículo idóneo. El mayor interés  está en visitar el interior del RAIN FOREST. Hay tres mini calas y una cascada de poco interés.

 En cuanto a las gigantescas fragatas, he conseguido fotografiarlas bebiendo agua. También a boobies en sus nidos. La sensación que tuve al tener a más de un centenar de fragatas volando sobre mi cabeza para, finalmente, lanzarse a beber al charco que estaba a mi lado, fue indescriptible. ¡Qué silencio! ¡Qué forma más precisa de volar y de descender!

 La totalidad de la gente que conocí me resultó encantadora, hospitalaria y deseosa de saber algo sobre mí y  los motivos de mi viaje. Los precios de la isla, al igual que los de Australia, son muy razonables y hasta más baratos que en España.

 Se construye mucho en madera pues los materiales de construcción son muy caros. Un metro cúbico de hormigón cuesta unas 40.000 Ptas.(240€) Hace unos siete años se construyó un HOTEL CASINO que funcionó muy bien durante algún tiempo, pues venía gente de Indonesia en aviones especiales a jugar y beber alcohol, hasta que las autoridades indonesias prohibieron los vuelos. Ahora piensan “resucitarlo”  si dan comienzo las obras de la base de lanzamiento de satélites.

 Además de los australianos-europeos que son protestantes, hay chinos con creencias budistas y confucionistas y musulmanes de origen malayo. Por ello hay diminutos templos para todos los gustos.

 Los nativos de CHRISTMAS, aun siendo malayos como los de COCOS, no tienen tanto tipismo pues están más europeizados. En COCOS este capítulo tiene más interés. Es mi isla favorita de esta zona.

 Durante los fines de semana la gente se queda en casa, quizás cuidando el jardín, y no salen para nada. Un soleado domingo estuve recorriendo la isla y no vi ni un sólo coche. El caso es que me adentré en una zona de bosque húmedo, un tanto peligrosa, y pensaba: ¡como me ocurra algo me quedo aquí una semana hasta que me encuentren! En uno de los trayectos recuerdo que tuve que apartar un árbol caído. En otra ocasión me ocurrió algo más bonito: un pájaro, del tamaño de un gorrión grande, me seguía y se paraba para que le hiciera fotos. Hasta llegó a bañarse a mi lado. ¡Un encanto! En las rocas próximas al mar hay grandes orificios con salidas de agua y aire silbantes, justamente, cuando las olas grandes golpean.

 Al final de mi estancia, tomé una avioneta de 8 pasajeros desde CHRISTMAS ISLANDS hasta YAKARTA, situada a unos 500 kilómetros. El día era horrible, el vuelo también y el miedo era libre. Era un mini-vuelo charter en el que íbamos 5 pasajeros. Todo está bien… cuando acaba bien. HASTA OTRA.

 ENLACE AL ÁLBUM DE FOTOS