Home‎ > ‎Pacífico‎ > ‎

Chatham 00

 Diciembre de 2000

 

 Nueva Zelanda sigue siendo un bonito y moderno país en el que hay un orden y un control envidiables, al igual que una limpieza y una hospitalidad increíbles. En mis primeros viajes por estas tierras contemplaba, muy sorprendido, cómo podía poseer el alto nivel que tenía basando su economía en la agricultura. Antes se acercaba al nivel de  España y ahora nos han superado. El dólar, que en el último año se ha apreciado con relación al Euro, no lo ha hecho con relación al dólar neozelandés. Tienen una fuerte y sana economía y no cesan en la investigación agrícola. Hace sólo un mes ha salido al mercado un nuevo kiwi: ahora no tiene pelusa exterior, su color es más amarillo, su textura diferente, su sabor más fino, etc. Pura ingeniería agrícola.

 Aunque entré y salí del país a través del aeropuerto de AUCKLAND no visité esta ciudad, pero sí me detuve en su capital WELLINGTONG. Estaba soleada y preciosa, más bonita  que cuando la visité hace  8 años. Pasé un precioso día deambulando por las calles y hasta pude encontrarme con una amiga que había conocido hacía años. Hay algo anecdótico y personal muy interesante en este encuentro, que muestra la diferencia entre los comportamientos humanos  

 Entre los detalles encantadores de los KIWIS recuerdo, además de preguntarte por tu país y demás, que en el aeropuerto te ofrecen té o café, como obsequio o atención cuando llegas ¡INCREIBLE! Otra cosa difícil de olvidar es la calidad de sus mantequillas, sus leches, sus carnes, sus quesos. Ahora tienen quesos que son servidos como mantequilla.

 En esta época del año ya empieza a hacer un poco de calor. AUCKLAND está en el paralelo 37 y se nota la entrada del verano. Quizás donde más se aprecie que  uno se encuentra en NZ es al sobrevolar o recorrer los verdes campos salpicados por millones de vacas y ovejas. Las extensiones de las granjas son increíbles.

 La población de NZ es casi de 4 millones, repartida entre: 10 % de maoríes,  4 % de polinesios, 74 % de neozelandeses y un  12% de chinos y otros. Cuando Inglaterra dejó de cumplir el tratado de 1840 con los maoríes, se hizo mucho daño a esta raza que era la auténtica dueña de NZ. Hoy en día se trata de enmendar tal injusticia. Tiene la mitad de superficie que España. La esperanza de vida es muy alta: 75 años los hombres y 80 las mujeres. La inflación es del  2 %,  pero mantienen intereses bancarios altos. El paro es del 5 %. Además de la agricultura tienen algo de petróleo, gas, carbón y oro.

 Salté a las islitas CHATHAM en una pequeña avioneta, que según el piloto tenia cuarenta años. El trayecto de WELLINGTON hasta  las islitas duró 2 horas .El viaje fue una pesadilla: hacía tanto frío que las ventanas se llenaron de hielo por dentro y no se podía ver nada. Me puse cuanta ropa tenia en mi maletilla y aun así seguía temblando. El hielo formó una buena capa blanca. Finalmente llegamos pero tiritando.

 La superficie de la única isla habitada supone el 90 % del mini archipiélago y se llama también CHATHAM. Su superficie viene siendo la de un término municipal de los nuestros. Están situadas a unos 700 km al Este de la isla Sur de NZ y son ignoradas por la totalidad de los neozelandeses quienes no saben, si quiera, si les pertenecen. Hay mucha actividad agrícola, con enormes granjas de vacas y ovejas. La población total del archipiélago es de 1.700 personas y la capital WAITANGI, sólo tiene 1.000 habitantes. Especial interés tiene la pesca de la langosta que es muy importante y además de calidad. Cuentan con barcos pequeños y encuentran las langostas en zonas rocosas del fondo del mar. Pescadores y agricultores llevan una vida muy dura y muy aislada. Me quedé sin gasolina  y un payés me surtió de ella a precio de oro.

 La isla está llena de hierba, salvo un rincón que sólo tiene matorrales y helechos, con bellísimas playas de blanca y fina arena. Di tantas vueltas a la pequeña isla que llegué a recorrer 230 km., sin que me quedara  un palmo por ver. Me alojé en un hotelito, junto a la playa, llamado CHATHAM HOTEL regentado por la señora Flora, por cierto muy agradable. Allí conocí a un médico y  un escritor canadiense con los que compartía mantel. Las habitaciones tenían una mini terraza a nivel de la arena. También había un pequeño puerto delante al que llegaban las embarcaciones con el producto de la pesca.

 La isla es ventosa y puede apreciarse por los pocos árboles que hay y lo inclinados que están. Hay abundancia de pájaros: BLIND JlNS, CORMORANES, GAVIOTAS DE VARIAS CLASES, MALLARDS, ROMPEOSTRAS, PATO GRIS, CISNE NEGRO, ROBIN NEGRO, PUKEKO, WEKAS, FRAGATAS ETC. Algunos de ellos, como el WEKAS, pueden cazarse. Algunos de estos  no pude verlos pues se encontraban en una mini isla, más bien un peñasco o una roca, llamada PITT, situada muy cerca de CHATHAM.

 Otra cosa curiosa es su pequeña laguna interior. Ésta mantiene una entrada de agua del mar, lo que le permite renovar el agua. Aquí llegaron los maoríes hace unos 1.000 años y por ello todos los lugares de la isla tienen nombre maorí. El gobierno neozelandés les ha transferido algunas atribuciones gubernamentales como el de la agricultura, aeropuerto, compañía aérea propia, etc. Al estar al Este de NZ han adelantado, oficialmente, la hora en 45 minutos. Realmente no es posible pero han hecho una excepción al tratarse de más de 12 horas de diferencia. (Algo así ocurre con las islas Midway de USA)  

 ENLACE AL ÁLBUM DE FOTOS