Home‎ > ‎Pacífico‎ > ‎

Australia Occidental 00

 Mayo de 2000

 Tenía 2 vías de acceso a las islas CHRISTMAS y COCOS: una a través de YAKARTA y otra,  más larga, saltando desde PERTH. Me decidí por ésta última pues nunca había visitado esta parte de Australia.

 Aunque, como viajero recalcitrante, había estado una buena docena de veces en SINGAPUR  o en su aeropuerto, tengo que reconocer que estar en tránsito en un lugar como éste es siempre agradable: limpieza, orden, calidad en los servicios, etc. y ya no digamos en su aeropuerto: moqueta limpísima y de preciosos motivos, jardines exuberantes en su interior, hospitalidad, aceros inoxidables por todas partes... etc. El vuelo desde París, fue muy agradable y ameno, debido a las películas y video-juegos de la pantalla colocada en el respaldo del asiento delantero. El tiempo, 11 horas, se pasó "volando".

 Tomé un nuevo vuelo con Singapur Airlines hasta PERTH, en cuyo Estado pasé unos días deliciosos adentrándome en su interior unos 500 kilómetros y disfrutando de un increíble tiempo primaveral. Visité la famosa ROCA DE LA OLA, HYDEN, BABAKIN, YORK, etc., al igual que las típicas cuevas de los aborígenes con sus consabidos dibujos o pinturas. Si los australianos son agradables y hospitalarios, las gentes de PERTH lo son aún más. Creo que los australianos caen bien a todo el mundo; parece que no tienen enemigos.

 Por supuesto descendí el rió hasta
FREMANTLE en cuyo puerto contemplé un gigantesco barco dedicado, exclusivamente, a transportar ovejas. ¡Millones de ovejas! La fotografía de este barco sale en un reportaje del National Geographic. El enorme estado de PERTH ocupa casi una tercera parte del país y sólo tiene 1,8 millones de habitantes. Cuando recorres su interior ves muchas ovejas, algún canguro, granjas de emúes, grandes campos de trigo, etc. Australia sigue siendo un país relativamente barato: mi hotel en PERTH, el GRAN CHANCELOR, de 3 estrellas pero en bueno, me costaba 95 dólares australianos (60€), incluido el desayuno. ¡Por este dinero en Europa no puedes tener habitación ni en una fonda!

 La propia capital, PERTH, es dulce, agradable y hospitalaria, lo cual es muy difícil en una gran ciudad de este tipo. ¡Ay, qué pena da dejar Australia!

 Dejé PERTH para volar a Cocos Islands y, depues, a CHRISTMAS ISLANDS. Volveré a Australia. Me encanta. Actualmente se acerca a los 19 millones de habitantes lo que no supone mucha población cuando pensamos que es 16 veces mayor que España. Su renta per cápita es un 30% más alta que la de nuestro país.

 El reportaje fotográfico que hice no fue muy bueno y, por otra parte, tuvo que ser escaneado de las copias del álbum.

 
 ENLACE AL ÁLBUM DE FOTOS