Home‎ > ‎Europa‎ > ‎

Moldavia

 Agosto de 1999

 Se trata de un pequeño país de una superficie 15 veces menor que España y con una población de 4,5 millones de habitantes. De ellos hay un 65% que son auténticos moldavos, un 30% entre ucranianos y rusos y un 5 % entre hebreos, búlgaros, etc.

 Moldavia se hizo independiente de la UR.R.S en 1991 y forma parte de la CIS como los otros países comunistas que se independizaron a la caída de la Unión Soviética. Es miembro de la ONU. Los ex comunistas, ahora llamados Partido Socialista, han perdido las elecciones y están en la oposición. En la actualidad es el partido Democrático el que ostenta el poder. Su analfabetismo es del 3,5 %.Su capital Chisinau tiene unos 600.000 habitantes.

 El idioma oficial es el moldavo, que no es otro idioma que el rumano, aunque se habla, también, el ruso y el ucraniano. De religión son ortodoxos. Su unidad monetaria es el LEI moldavo de escasísimo valor. Se trata de un país muy pobre, con una renta per cápita de 920 USD, cuyos ingresos se basan, casi exclusivamente, en la agricultura. Tienen productos típicamente de secano como el trigo, el girasol, la remolacha, el tabaco y la uva. Tienen unos vinos bastante buenos y un azúcar muy blanco. Fabrican su propia cerveza que resulta muy suave y agradable.

 Al ser tan pobre, todo resulta muy barato y, además, su "calderilla" está formada por unas monedillas de aluminio diminutas que no pesan nada. Una botella de vino de marca vale dos dólares. Lo único caro son los hoteles.

 Mí llegada a Moldavia en avión fue un tanto peculiar: el aeropuerto era una especie de “caseta para el perro”. Me exigieron un visado por el que me clavaron 75 USD. No vi un solo extranjero por ninguna parte. ¡A que sitios se me ocurre ir! .El "jefe" de la policía se hizo "amigo" mío. En seguida llamó a un amigo suyo para que fuera al aeropuerto a buscarme y me levantaran 20 dólares. Me dio el teléfono de su casa particular y de su despacho de la policía. Por supuesto no hice nada por verle pues sólo quería sacarme dinero. El "amigo" policía me puso rápidamente al corriente: no cruce al otro lado del rio pues hay terroristas separatistas y le secuestrarán.

 Recorrí la capital con el chófer amigo del poli buscando un hotel decente. Eran todos horribles. Finalmente tuve que hospedarme en el hotel del gobierno, cuya propiedad ostenta el partido en el poder. Frente a mi hotel estaba otro que era propiedad del Partido Comunista. Era igual de malo. Por supuesto todo era muy cutre, no solo no había aire acondicionado sino que, además, había cucarachas por todas partes. El calor era horrible. Pues por una habitación así de mala me cobraban la friolera de 120 dólares, unas 19.000 ptas. /día (114,19€). Me tenía que duchar con calcetines pues la bañera estaba llena de roña de hacía 20 años.

 La zona en la que estaba ubicado el hotel estaba tomada por la policía ante el temor de un ataque terrorista. Se trata de separatistas de origen ruso. Al parecer gente dura y muy bien armada.

 Como no había turista alguno, toda la gente me miraba como si fuera un bicho raro. Comí algo en un bar de nativos y no pude pagar pues les estaba prohibido aceptar dólares. Volví al día siguiente para liquidar el importe.

 Incomprensiblemente, lo poquísimo que se hablaba de idiomas extranjeros lo hacían en francés. Me imagino que se debe a que en la época comunista enviaron a Francia a algunas personas para estudiar francés y ahora se han convertido en los únicos profesores de idiomas que tiene el país.

 Tanto mi hotel como el hotel del partido comunista eran los mejores de la capital pero ambos estaban totalmente vacíos. Da la impresión de que estaban ilusionados con tener algo de turismo, pero parece que el temor terrorista ha asustado a los posibles turistas. No sé que ha sido pero yo era el único turista o viajero del país.

 Las moldavas, supongo que las de origen ruso o ucraniano, son chicas guapísimas con unos cuerpos esculturales, pelo rubio, ojos azules, etc., aún más guapas que las que vi con Agus en nuestra visita a Turkmenistán. Visten muy modernas, con falda corta, ropa ajustada, etc.

 De la comida, lo que me gustó fueron sus pasteles y su cerveza. Hay un McDonald’s en la capital y la gente lo encuentra muy "chulo". Julio Iglesias irá a cantar a Chisinau en septiembre. La ciudad está llena de iglesias ortodoxas. En una de ellas se celebraba una misa en el exterior y yo, discretamente y desde lejos, tomé una fotografía. Una “beata” empezó a gritarme y tuve que salir corriendo, pues consiguió indignar a todos contra mí

 La única arquitectura decente es la de las iglesias y, también, la de algún edificio imperialista de la época del sistema comunista, anterior a 1990.

 El rumano y el moldavo son, prácticamente el mismo idioma y, ambos, se parecen algo al castellano. Los números dos, cuatro, etc. se leen igual. He tenido un tiempo soleado precioso aunque un poco caluroso:28°C

 El campo, el cual no he tenido mucho interés en recorrer, es llano y con cultivos de secano; cebada, trigo, vid, etc. La cosecha de vinos es muy importante para su economía y he de decir que es bastante buena. Tienen, en general, poca graduación y por ello es fácil colocarse una botella entera en una comida. Tienen buenos pepinillos. Me tomé un riquísimo helado de “corte" de mantecado, como aquellos que tomaba a mis 18 años y que vendían los heladeros ambulantes.

 La gente, de a pié, parece buena. Una buena parte de la edificación de la capital Chisinau está que se cae. Como las casas son antiguas no tienen baño ni ducha, lo que contribuye a que la gente huela mal o, dicho de otra forma, todos emplean el mismo desodorante: "EAU DE SOBAC".

 Salvo algún ligero otero, el campo de Moldavia es completamente llano y monótono. Es una especie de Castilla, ligeramente accidentada. En la Moldavia romana hay casi seis millones de habitantes mientras que en la Moldavia independiente hay sólo tres millones.

 Utilizan el gas para los coches y camiones, lo que da un cierto olor a las calles pues siempre se producen ligeras fugas.

 Tienen una buena relación comercial con Rusia, en la que se incluye, además del vino, el petróleo, el gas, etc.

 Como no entienden idioma alguno, cuando quería comer algo decía "quiquiriqui" para que supieran que quería pollo. La palabra carne es la misma que en castellano. Creo que no hay interés alguno en este país.

 ENLACE AL ÁLBUM DE FOTOS