Home‎ > ‎Europa‎ > ‎

Italia-Cerdeña 89

 En un principio no era mi intención incluir en “sabinoelviajero.com” los pequeños viajes hechos por España y por los países europeos más conocidos dado que estos están a la altura de cualquier viajero. Me decidió, el hecho de pensar que alguna fotografía pudiera ser un documento de interés para algún seguidor de la web.

 Semana Santa 1989

 La isla de Cerdeña es unas seis veces mayor que Mallorca, pero con una población solo 2,5 veces superior, lo que indica la baja densidad relativa. Es muy montañosa y volcánica. La riqueza de la isla radica en la ganadería ovina y pueden verse millones de ovejas y cabras por todo el paisaje sardo.

 La costa Esmeralda, nordeste de la isla, es la más atractiva de todas. Realmente hay zonas extensas de mar con este color a lo largo de unos 40 Km.

 En cuanto a la historia, habría que destacar que la ciudad de Alghero, antigua Alger, perteneció durante mucho tiempo a la corona de Aragón y fue poblada por catalanes y mallorquines, viéndose todavía algunos vestigios de aquellos tiempos.

 Las carreteras son muy malas y con frecuencia están invadidas de ovejas, cerdos o vacas. Los pueblos tienen muy mal aspecto, pués se parecen a Manacor (sin lugar a dudas la ciudad más fea de todo el Mediterráneo). Hay que añadir que las fachadas ni se revocan ni se pintan, pués de esta forma al estar inacabadas no necesitan ser legalizadas, evitando el pago de arquitecto, impuestos, etc. Se libra de este desmadre la ciudad de Alghero que por el contrario es

limpia, con una edificación antigua bien cuidada y con una bellísima muralla que rodea la parte antigua y el puerto. Cagliari es una ciudad industrial sin interés.

 El campo es más bien árido con muy poco arbolado. La gente es agradable como en el resto de Italia, pero muy sucios  y muy desordenados. La conducción por calles y carreteras es totalmente anárquica. Los hoteles turísticos son en general malos.

 La verdad es que Cerdeña está muy lejos de poseer la maravillosa belleza de Córcega, pero las cosas son así: hay que viajar con la ilusión de que vamos a encontrar algo nunca visto anteriormente, aunque cuando algunas veces no ocurre.

 Varios y anécdotas: Vini, fromaci, dulci, sardi. ALITALIA, mucho peor que IBERIA. ¡No hay café como el capuchino! Recorrido 2.000 km.

  ENLACE AL ÁLBUM DE FOTOS