Home‎ > ‎Europa‎ > ‎

Hungría-Budapest 04

 En un principio no era mi intención incluir en “sabinoelviajero.com” los pequeños viajes hechos por España y por los países europeos más conocidos dado que estos están a la altura de cualquier viajero. Me decidió, el hecho de pensar que alguna fotografía pudiera ser un documento de interés para algún seguidor de la web.
 
 Octubre de 2004

 Había estado ya otras veces en Hungría y, más concretamente, en Budapest; la última fue hace 5 años, en 1999. El turismo, que ya entonces me pareció muy considerable, ha seguido creciendo y parece como si fuera un destino turístico de primera línea; de una parte influye el que no es caro y, de la otra, que suele venir acompañado el viaje de la también muy turística Praga.

 La República Húngara va perdiendo población debido a la emigración y a la carestía de la vida. No obstante, con una superficie 1/5 de la de España tiene sus 10 millones de habitantes, de los que Budapest tiene uno y medio. Cuando en el año 90 dejaron la URSS, vine por aquí para ver el ambiente y constaté que todavía no habían comenzado con cambios; en la actualidad se respira un ambiente de mayor libertad.

 Sus florines no sirven de nada, es necesario pagar todo en euros o dólares. En este año 94, Hungría pasa a formar parte de la Unión Europea. Fueron parte del Imperio Astro-Húngaro hasta 1918, y de esta época queda una preciosa y elegante edificación urbana. Aquí hay que hacer la mili durante un año, no te libras. La esperanza de vida es baja: el hombre solo 69 años y la mujer 71. La población rural todavía es alta debido a la falta de desarrollo industrial en las ciudades; se habla el húngaro como única lengua oficial y son católicos en un 60%, siendo protestantes un 30% y no religiosos un 10%. El producto interior bruto (PIB) del orden de 12.000 dólares, lo que supone un tercio del de España. Tienen algo de petróleo y gas natural, trigo, maíz, tabaco y azúcar. Un importante ingreso proviene de los 7 millones de turistas que llegan anualmente a Budapest y al Lago Balatón.

 El turista o visitante de Budapest tiene muchos y muy interesantes lugares para ver y visitar. A ambos lados del romántico Danubio hay bellísimas edificaciones de época, sí, de la época del Imperio…el edificio del Parlamento de una arquitectura espectacular, los puentes sobre el río, la Catedral (en la orilla de Pest), el barrio viejo, el Bastión de los Pescadores, Plaza de los Héroes, edificios emblemáticos, fachadas neoclásicas y singulares, etc. etc. En pocas palabras: dos días en Budapest suponen un gran placer. Poco puedo decir que no sepa el turista español sobre Budapest, seguramente sus fotografías y sus memorias sean mucho mejor que las mías.