Home‎ > ‎Europa‎ > ‎

Finlandia-Äland, Islas 02

 Año 2002

 Hace poco que este archipiélago ha conseguido su autonomía de Finlandia, estado al que pertenece. Por ser un mini-país que se creaba, seguí con mi costumbre de visitarlo para no dejar nación, país, comunidad autónoma, archipiélago especial,…etc. etc. sin conocer.

 Mi primer paso fue averiguar cómo llegar: curiosamente está pegado a la costa nororiental de Suecia; así que volé a Estocolmo y desde allí tomé un autobús hacia el norte, bordeando la costa, hasta Halistavic, desde donde tomé el transbordador que cruza el canal que separa Suecia de estas islas. Como pasa en estos países nórdicos, la venta de alcohol, perfumes, tabaco, etc. en el barco no lleva impuestos así que la gente se dedica a comprar y a beber barato durante el trayecto…algunos se emborrachan por poco precio y llegan al destino haciendo eses.

 Sorprendentemente, los alandeses no hablan finlandés, no, hablan sueco y están en aguas suecas, diría yo al ver el mapa. Tanto es así que el nombre Äland es sueco pues en finlandés se dice Ahvenanmaa, o algo parecido. Estas cosas pasan en estos democráticos y pacíficos países nórdicos; en el Mediterráneo cualquier país habría ido a la guerra por ello. Dicen ser unas 6 mil islas (incluidos islotes y mini islotes) pero muy pocas habitadas. Puede que unas 50 lo estén pero en algunas solo hay un par de familias. La isla capital, Mariehamn, no pasa de 10 mil habitantes y la totalidad de la comunidad andará por los 25 mil los que, casi en su totalidad, provienen de familias suecas. Fuera de la capital no hay mucho que ver ni que hacer, a menos que alguien quiera ir a pescar…una pulmonía. En las escuelas se imparte solo el sueco y el finlandés es casi odiado pues nadie lo quiere ni lo utiliza. Ni siquiera la administración pues usa también el sueco. Por si fuera poco, tienen su propia bandera, sus propios sellos, su propio parlamento, su propia economía y, solamente, Finlandia elige al presidente de entre tres nombres que ellos le facilitan.

 Tienen un benefactor, llamado Nikolai, supongo que defensor de la soberanía de las islas, las que durante un par de siglos pertenecieron a la Rusia de los zares, y cuya imagen se ve por todas partes. No recomendaría estas islas para pasar unas divertidas vacaciones… En un principio tomé las islas de Öland, suecas de verdad y bastante más al sur, como indica el mapa adjunto, por las de Äland, suecas pero de Finlandia. Los nombres suenan parecido. Para allá me fui pero cuando hablé con las gentes del lugar sobre su autonomía me dijeron que no tenían ninguna que, posiblemente, me refería a Äland. Así que allá me dirigí.

 Salvo en ciertos momentos, el tiempo fue frío y casi siempre cubierto o chispeando; por tanto el reportaje fotográfico no tuvo mucho valor. Bueno, otra vez será.


 ENLACE AL ÁLBUM DE FOTOS