Home‎ > ‎Europa‎ > ‎

España-Islas Canarias 00

 En un principio no era mi intención incluir en “sabinoelviajero.com” los pequeños viajes hechos por España y por los países europeos más conocidos dado que estos están a la altura de cualquier viajero. Me decidió, el hecho de pensar que alguna fotografía pudiera ser un documento de interés para algún seguidor de la web.

 Nochevieja “Milenaria”. Año 2000

 Hacía poco que había estado en Tenerife, pero hacía bastante que no había estado en el Teide, posiblemente 20 años. Esta vez me alojé en el Parador Nacional del Teide ubicado dentro del Parque Nacional y, más concretamente, frente a los famosos Roques.

 El frío era casi insoportable: “siempre se piensa que Canarias es sinónimo  de lugar cálido y no se prevé ropa de abrigo”. Recuerdo que las "uvas", siguiendo la tradición, las tomamos fuera del edificio, bajo un firmamento estrellado y escuchando las campanadas que se dan en el pequeño campanario de la capillita que está junto al Parador. Por tanto las uvas fueron ¡congeladoras! Así empezó el milenio. Tanto el alojamiento como la cena de Nochevieja no resultaron ser nada especial. Bueno, qué le vamos a hacer... habrá que esperar al próximo milenio.

 Fuimos recibidos con una tremenda frialdad por los restantes comensales y nos ignoraron hasta en los momentos más entrañables de una noche tan especial. No solo nos vimos como extranjeros sino, también, como intrusos. No contaban con nosotros pues yo había hecho la reserva 6 meses antes a traves de Paradores, Madrid, y no sabía el director de nuestra reserva. Parecía contrariado. Precisamente fue durante el "cotillón" que pude observar la falta total de influencia española en la música que se tocó y bailó esa noche: no hubo ni una sola canción alegre andaluza ni siquiera otra canción española... vasca... o gallega, etc. Sólo había canciones de las islas o sudamericanas o caribeñas.

 Más tarde hizo su aparición en el salón una joven pareja masculina de la guardia civil, que supuse de servicio. Pensé que se trataba de saludar y felicitar el año pero no fue así. Se instalaron y un par de minutos después estaban bailando salsa con chicas que habían cenado allí. Por si fuera poco, y puesto que hacía calor, se quitaron la guerrera y siguieron bailando. Minutos después, y mientras ellos bailaban, otra chica se puso la guerrera de uno de ellos y anduvo montrándose por las mesas esperando que la gente le riera la gracia...Me pareció que los allí presentes lo aprobaban...de lo contrario, la pareja, no se habría atrevido a ello. Pensé: otra comunidad más que no quiere ser española...es posible que en las restantes islas esto no hubiera ocurrido. Y para colmo en un parador nacional.

 Con nuestro cochecito  de alquiler recorrimos casi toda la isla de Tenerife. Visitamos el Valle de la Orotava, Puerto de la Cruz, Santiago y su puerto, Los Gigantes, etc. La edificación es fea, muy fea. Las casas parecen estar diseñadas por un albañil, sin la ayuda de un arquitecto. También Tacoronte y sus playas me han parecido horribles.

 Aun cuando algunas vertientes del pico del Teide son poco atractivas, hay que reconocer la gran belleza del conjunto, impresionante y enorme. Su altura, de 3.800 m, hace que sea el más alto de España y permite ser visto no solo desde cualquier punto de la isla sino, desde otras islas próximas como la de La Palma.

 Las piscinas de Pto de la Cruz siguen ocupando el puesto de las playas que no hay en la zona; bueno hay algunas, pero de arena negra y sin mucha belleza.

Por la costa teníamos calor pero arriba en el Teide había unos 20ºC menos. Una noche nos heló. Hay un parque zoológico turístico y privado en el que, al parecer, hay una pingüinera artificial con algún pingüino rey. No sé de dónde lo habrán sacado.

 Tras una corta estancia de tres días volamos a la "Isla Bonita", Isla de la Palma, que ya visité hace 4 años. Durante la estancia en Tenerife ocurrió el fallecimiento de la madre del Rey Doña María de las Mercedes. Los vuelos interiores siguen siendo realizados por BINTER-CANARIAS.

 La isla de la Palma sigue siendo una preciosa islita verde, linda, muy accidentada, con bosques y con carreteras llenas de curvas. Por todo ello, y con razón, la llaman la isla ''bonita''.

 A pesar de haber hecho una visita corta de 2 días, pudimos recorrerla toda. ¡Qué paliza me di con las miles y miles de curvas! Tiene preciosos rincones, profundos barrancos, altas montañas y altos miradores. Muchos tramos de carretera me recordaron el Puerto de Sóller o La Calobra en Mallorca.

 Hay tramos de carretera inolvidables: entre Llanos y el mirador de Time, que pasa por el barranco del Puerto de Tazacorte; el de las subidas al Roque de los Muchachos, donde se sitúa el Parque Nacional de La Caldera de Taburiente; el que atraviesa la isla de un lado al otro a través de las altas montañas; el que sale de Barlovento y que se adentra en las montañas: carreterita muy estrecha que atraviesa varios túneles de dirección única; el de la Cumbrecita que acaba en un mirador sobre la Caldera de Tamburiente…

 Otro detalle de interés son las casas antiguas con balcones de madera que hay en el Paseo Marítimo. Al parecer esta zona del Paseo fue azotada hace muy poco por grandes olas que se produjeron debido a fuertes vientos. Actualmente se está haciendo una obra marítima para evitar que vuelva a ocurrir.

 Nuestro diminuto Nissan nos llevó por toda la isla. Nos alojamos en el nuevo Parador Nacional inaugurado hace sólo unos meses. Resultó cómodo y tranquilo.

 Entre las curiosidades de estas islas destacaría las siguientes:

 Mojos: son unas salsas que contienen: ajo, aceite, vinagre, perejil...etc. Hay miles de ellos y todos diferentes. A mí me saben a "africano".

 Gofio: polvo de cereales aglutinado, del que puede hacerse un desayuno con leche, un helado, un mazapán, etc.

 Tortilla española: seca, con poco huevo y perejil. Sabe bastante bien. Es muy gruesa.

 Papas Arrugadas: patatas pequeñas que se hierven con sal que quedan arrugadas, a las que se añade algún mojo especial. También hay arepas que son un frito de pasta de trigo.

 El habla: semejante a la forma de hablar de los cubanos, claro que es al revés, Cuba habla como los canarios, ya que fueron éstos los que la colonizaron. También en Venezuela hablan parecido.

 Nuestro regreso fue bastante accidentado: debido a un retraso en el vuelo de Canarias a Madrid perdimos la conexión con Palma. Por ello, al tener la "imperiosa" necesidad de llegar a Palma antes de las 8 de la mañana del día siguiente, tuvimos que ir con coche a Valencia. Ello supuso conducir casi toda la noche a través de una constante niebla que no permitía ver más allá de 20 m. Fue una conducción muy peligrosa.

 Pues bien, Canarias, ''las islas afortunadas", siempre son una agradable visita que, indudablemente, repetiré.

 ENLACE AL ÁLBUM DE FOTOS