Home‎ > ‎Asia‎ > ‎

Jordania 74

 Agosto de 1974

 Han pasado casi 40 años desde que hice este viaje. Las fotos del álbum, ya en muy mal estado tras el largo tiempo transcurrido, han sido digitalizadas, y se ha salvado lo que se ha podido.

 Esta es mi primera visita al turístico país de Jordania. Las guerras que han tenido últimamente con Israel me han impedido venir antes. Ahora, firmado un armisticio, me ha parecido adecuado hacer la visita, a pesar de que el mes de agosto no es el más adecuado. Calor a tope. Jordania, con una superficie equivalente a 1/5 de la de España, tiene una dinastía gobernante y, bajo ella, hay ahora unos 3,5 millones de ciudadanos. La capital ya ronda los 400.000 habitantes y el país tiene tierras mediterráneas y mucho desierto. Los fosfatos son, quizás, su mayor riqueza.

 He visitado, algunos otros puntos de Oriente medio y no dispongo de tiempo, ni de dinero, para trasladarme a la famosa Petra que está a 250 km de Ammán y ver el maravilloso imperio de los Nabateos, lo que me supone que tendré que regresar absolutamente. Además de la auténtica Ammán, en donde no he visto turistas, he visitado las preciosas ruinas romanas de Jerash con tiempo y detenimiento, a pesar del calor.

La capital, al igual que otras ciudades de Oriente Medio, tiene una actividad enorme, apretada y económica. Desde la venta de alfombras hasta los services (taxis que se toman en la ciudad y se comparten con otra gente) pasando por los aguadores o los que tienen una báscula y te cobran por pesarte, hay infinidad de negocios que uno jamás podría imaginar. La conducción es peligrosa y los coches no tienen seguro. Un español se siente rico aquí, comes por muy poco y encuentras alojamiento por precios increíbles. Todo cuesta una quinta parte que en España.

 En este tiempo el jordano de familia pudiente, no hay muchos dado el bajo nivel de vida, estudia en Madrid. Lo decían con orgullo y hasta encontré algunos estudiantes, que por ser un mes de vacaciones, estaban por allí y me salían al paso para charlar. La comida me pareció sabrosa: buenos yogures, muy buena miel, sabrosos pasteles de hojaldre con miel, quesos, etc. Por las carreteras se veía la típica vegetación seca mediterránea: olivos, higueras, almendros y algarrobos.

 Continuará…

 Enlace al ÁLBUM DE FOTOS