Home‎ > ‎Asia‎ > ‎

India(la)- Punjab 05

 Año 2005                                   

 Punjab o Punyab es un controvertido estado de la India (a su lado está el Punjab de Pakistán), situado en el Nordeste del país, al lado de Cachemira. Punjab quiere decir 5 ríos, la parte india es hindú y la pakistaní musulmana. Me di una buena paliza para remontar por carretera desde Rajasthan. Durante el recorrido fui testigo de cómo un sij bajaba de su coche y propinaba unos latigazos a un pobre paria. Mientras le golpeaba, le acusaba de no ser capaz de controlar el mulo que tiraba de su humilde carro. Así son los sijs y así son las diferencias entre castas en la India.

 Pueden hablar panjabí o hindi o inglés, según como les hables a ellos. A pesar de que el estado paga y obliga la escolarización desde los 6 a los 11 años, el nivel de analfabetismo es muy alto, no obstante se trata de un estado en el que la gente está más preparada profesionalmente; tienen fama de honestos y fieles y, en la realidad, por su seriedad son muy apreciados para trabajar con firmas y familias británicas. Su superficie es algo mayor que la de Cataluña, pero su población supera los 24 millones. Chandigarh es su capital pero también es muy importante Amritsar.

 Aun cuando su producto interior bruto por habitante supera ampliamente a los países africanos, no es menos cierto que es bajísimo: 1000 US$. Hay en estos momentos un paro no superior al 3% y, aunque solo tienen un médico por cada 2000 habitantes, su esperanza de vida es de 66 años para el hombre y 71 para la mujer. Entre las cosas peculiares que vi: recuerdo que es costumbre llevar sus muertos por la calle hasta llegar al crematorio; que no hay peluquerías y que te cortan el pelo en la calle; que todavía les queda el tuck-tuck que utilizan para transportes ligeros; que todos llevan puesto el típico turbante sij de múltiples colores, etc.

 Los punjabies son grandes fanáticos, dentro del hinduismo, y tienen su templo dorado como santuario de peregrinación a donde todo su mundo religioso acude. Se producen largas colas, a las que yo me uní, para llegar finalmente al interior del diminuto templo. Hice una muy generosa donación (reconozco que no tenía cambio) y me fue concedida una especie de reliquia, preciosamente envuelta en un paño especial, que guardaré siempre en mi casa.

 Los punjabies son muy buenos mozos, con aire noble y distinguido, algo arrogantes y miran de frente. Son la envidia de la mayor parte de la población y castas de la India. El ejército inglés les tenía mucho respeto y admiración. Son buenos guerreros y buenos guardianes.

 Enlace al ÁLBUM DE FOTOS