Home‎ > ‎América‎ > ‎

USA - Parques Nacionales 00

 Julio de 2000

 Volé a Phoenix, Arizona, vía Londres con la compañía British. Fui directamente a casa de unos amigos que había conocido en una expedición por el Pacífico ­Sur. Nuestro barco se había hundido poco después de haberlo dejado nosotros. Esto nos había unido aún más. El grupo estaba formado por Charles Morse, Larry, Judy White, Liz, Marcia Burnell, etc.

 Pase unos días visitando el desierto de Sonora con una amiga de Arizona y disfrutando de los millones de cactus SAGUAROS, de los CORRECAMINOS, del WREN (pájaro del cactus), del PAJARO CARPINTERO, de los COLIBRÍES, del pájaro GAMBEL QUAILS, etc., además de los conejos, a miles, y de los árboles de PALO VERDE. Visitamos el Cañón de SABINO, situado entre las montañas de Tucson, a unos 200 km al sur de la casa de Scottdale en la que vivía ella.

 El estado de Arizona, cuya superficie equivale al 60% de la de España, sólo tiene unos 4 millones de habitantes. El árbol nacional es el Palo Verde, el pájaro nacional es el cactus wren, la planta nacional es el cactus Saguaro y la flor nacional es, también, la de este cactus. En este estado nació y vivió Zane Grey, Cochise y Jerónimo. El estado de Arizona esta lleno de indios: Navajos, Apaches, Pumas, Hopis, etc. Forman el 6% de la población del estado.

 Tras unos agradables días con estos amigos deje Phoenix/Scottdale y volé a Salt Lake City, estado de Utah, para desde aquí poder acercarme al parque nacional de Yelowstone. El vuelo, con la compañía Southwest, paso sobre el desierto de Mojave en California, la Presa de Hoover, parte del Cañón del Colorado y, finalmente, aterrizo en Las Vegas para dejar pasajeros. Vi toda clase de formaciones en los desiertos que sobrevolamos. Finalmente, tras pasar por parte del Lago Salado, aterrizamos. Estaba en tierra de MORMONES.

 En el aeropuerto alquilé un Toyota, con cambio automático, y con él me dirigí al estado de ldaho, deteniéndome en el pueblo de ldaho Falls. También este estado esta lleno de mormones. Tienen un gran templo en medio de la ciudad. Estos 320 Km. fueron de agradable conducción. He de añadir algo muy sorprendente que me llamó mucho la atención: he visto constantemente como se pelaban las cubiertas de muchísimos coches y los restos eran despedidos, quedaban sueltos por la carretera, lo que originaba un serio peligro para los demás conductores. Parece como si la humilde población de inmigrantes se dedicara a recauchutar sus ruedas para evitar tener que pagar por unas nuevas.

Pasé la noche en un Motel, justamente al lado de las mini cascadas de unos 3 metros de altura. El pueblo no tiene interés. Muy temprano salí zumbando para el Parque Nacional de Yelowstone, pasando por un rincón del estado de Nevada y entrando de lleno en el de Wyoming en el que se ubica. Por 20 US$ puedes entrar con tu vehículo, cuantas veces quieras, por espacio de una semana. Tres idas completas necesité para visitarlo detenidamente y poder contemplar: animales, géiseres, montañas, ríos, cascadas y valles verdes. Quizás fueron los cañones de los ríos lo más impresionante que vi, al igual que las preciosas formaciones que las aguas termales originan en su constante ataque o corrosión a las rocas por donde pasan, formando preciosos motivos abstractos. El recorrido  por el parque tiene forma de ocho y debes estar preparado para hacer una media de 300 km. /día si quieres verlo todo, deteniéndote en cada punto de interés. Casi todo el parque esta por encima de los 2.500 m. de altitud.

 Entre los puntos de mayor interés recuerdo: Las aguas surgentes de MAMMOTH, los GÉISERES de NORRlS, FAlTHFULL y WEST THUMB, las cataratas de TOWER y de CANYON VILLAGE, el río YELLOWSTONE y los CAÑONES DE COLOR AMARILLO por donde pasa. También destacaría las pequeñas lagunas de agua hirviendo con los preciosos colores que el azufre y sus compuestos se encargan de formar. La belleza, en general, es muy alta. Vi los siguientes animales: bisontes gigantes, águilas pescadoras, coyotes, osos negros, osos pardos, alces, cuervos, zorros, codornices de Gambel, cardinal, buitre pato, pájaro del cactus (wren), lobos, cabras montesas, águila calva, cuervos, alces, diversos antílopes, ardillas, correcaminos...

 Uno de los días que estuve en este parque fue el famoso 4 de JULIO, Fiesta Nacional Americana. Presencié una especie de parada o desfile formado por las conservadoras gentes americanas que visitaban el parque y que, de forma totalmente espontánea, se organizaron para celebrar el día con una monísima parada. Hay que reconocer que aunque muy naÍf, son gentes encantadoras y muy hospitalarias. Me parecía estar viendo un espectáculo de los años 40. Apenas han cambiado.

 Desde Yellowstone seguí descendiendo, siempre dentro del estado de Wyoming, entrando en el parque del GRAN TETÓN (que nada tiene que ver con una teta grande). Se trata de un macizo montañoso de más de 3.000 m de altura formado por un grupo de agrestes montañas en cuyos picos quedan los restos de las nieves invernales. Subí en un funicular a lo alto de una de las montañas más relevantes, como hice con mi hija Silvia en los picos de Europa (Asturias). Todo de gran belleza. Pasé una noche en un hotel de Teton Village cuyo pueblecito es el centro de los deportes de invierno de la zona.

 Al siguiente día atravesé el turístico pueblo de JACKSON, y descendí hacia el sur para quedarme a dormir en MONTPELIER. Por la noche fui a cenar al típico restaurante del pueblo en el que vi personajes de los años 40. Por ejemplo un tipo cenando con su enorme sombrero tejano puesto. También vi gentes conduciendo coches antiguos o con ropas muy sucias de vaquero y bares con las típicas puertas abatibles de 2 hojas del antiguo Oeste...

 Continúe hacia el sur con mi TOYOTA CAMRY, por el estado mormón de UTAH, atravesando SALT LAKE CITY ciudad a la que había llegado 8 días antes en avión procedente de Phoenix/Scottdale. UTAH es un estado con parques muy atractivos. El más interesante creo que es el de BRYCE CANYON al cual llegué tras horas interminables de conducción. Afortunadamente pude visitar, durante el trayecto, otros pequeños parques como el del CAÑON ROJO. El BRYCE CANYON es de color rojo, muy agreste, y con una extensión de casi 20 millas.

Los hoteles, en los que voy alojándome, son aceptables (moteles en su mayor parte), pero la comida es desastrosa. También lo es si sales fuera a algún restaurante; se come muy mal. La belleza del BRYCE CANYON, al igual que los otros "canyons" consiste en las preciosas formas que aparecen tras la erosión prolongada de las márgenes de los ríos. En ocasiones se van formando amplios y profundos cauces que llegan a alcanzar millas de anchura y hasta una milla de profundidad. Seis horas más tuve que conducir hasta llegar al MONUMENT VALLEY con el que tanto había soñado durante años. Por el camino me detuve a visitar el LAGO POWELL y el pueblo de PAGE, al igual que el cañón de GLEN.

MONUMENT VALLEY es un lugar espectacular en el que JOHN FORD ha filmado con JOHN WAYNE, muchísimas películas del oeste y de indios navajos. En la actualidad forma parte de una inmensa Reserva India en la que viven unos 300.000 navajos. Ésta ocupa parte de Arizona, Nuevo Méjico, Utah y Colorado. Pasé una noche, incluida la puesta y la salida del sol, en un Lodge muy agradable en el que acostumbraban a detenerse las diligencias a principios de siglo. El lugar me encantó y pasé un día entero recorriendo, bajo un sol abrasador, este precioso y suntuoso valle. Las formaciones rocosas, lo que queda después de la gran erosión, tienen  un aire monumental y sobre ellas, enormes torres, se han colocado Donuts o Hamburguesas, o Coches Deportivos o Aviones, etc. para realizar una película o un anuncio comercial.

Desde aquí me desplacé hasta el GRAN CAÑÓN DEL COLORADO, también dentro de ARlZONA. Había estado en este inmenso cañón en el año, creo que 75. Entonces no había hoteles y las márgenes del cañón estaban deshabitadas. Pasé una sola noche en esta zona y, rápidamente descendí al sur y tras 200 km. de conducción llegaba a Phoenix después de haber visitado el precioso cañón rojo de SEDONA. Visité el museo de HEART y algunos otros puntos de interés de Phoenix/Scottsdale y, finalmente, tomé un vuelo a Londres y después a Palma. La comida, en general, ha sido malísima. Cada vez se come peor en EE.UU. En estos estados no se ve un solo negro. No los quieren por aquí, los sustituyen por mejicanos.

Hasta otra.

 Enlace al ÁLBUM DE FOTOS