Home‎ > ‎América‎ > ‎

Canadá(el) 79

  Agosto de 1979

 Acababa de recorrer los estados del Este de Estados Unidos, arrancando en New York y utilizando el greyhound como medio de transporte, cuando decidí entrar en Canadá cruzando el  canal de San Lorenzo y llegando a Québec.

 Mi intención era pasar por la parte SE de Canadá, zona más fácil de visitar y, al mismo tiempo, la más habitada y desarrollada.  El resto del país tiene accesos y climas algo peores. Un coche de alquiler me permitió hacer unos 3.000 km, a mi aire, y llegar hasta Thunder Bay para volver a entrar en USA a través de Minneapolis.

 El paisaje es similar al de la costa Este de USA, lo que quiere decir: bosque templado, más cientos de km de pinos canadienses. Los lagos son incontables, miles y miles… La construcción rural y también algunas zonas de las ciudades es en madera, acompañada de bonitos tejados con mucha pendiente para que deslice la nieve.

 La ciudad de Quebec, vieja, sucia y poblada por gentes de origen francés, resulta algo desagradable. Tiene, en la zona del casco antiguo, edificaciones gubernamentales con tejados de cobre y torres puntiagudas que expresan el estilo francés del siglo XVIII. Los paseos por el barrio típico, por la amplia ribera del canal San Lorenzo, etc. resultan muy agradables. Uno puede pasar horas viendo los barcos pasar. Ahora bien, no encaja con la limpieza, el orden y la educación cívica de Montreal, Ottawa, Toronto, etc.

 Montreal y Toronto son ciudades modernas con cierta clase y aire europeo aunque, no cabe duda, el tipo de vida es totalmente americano. Aproveché mi estancia en Montreal para visitar a mi prima Mabel, pasando con ella y su familia unas horas muy agradables. El resto de las ciudades no tienen interés turístico salvo, por supuesto, las Cataratas del Niágara las que, sin duda, son espectaculares a pesar de los miles de turistas dando por el saco.

 Quizás Toronto sea la más cuidada, ordenada, cosmopolita, turística, etc. Visitar la zona  del centro, siguiendo la línea roja marcada sobre el suelo, queda demasiado práctico, “americano” y turístico, hasta el punto de que al europeo podría darle un poco de vergüenza…En fin un punto de vista personal. Me gustó mucho la Universidad, algunas de las gigantescas esculturas en la ciudad, al igual que la edificación moderna del downtown y el puerto sobre el lago Notario, el Fuerte Williams, etc.

 He pasado por pequeños pueblos como Trois Rivieres, Hamilton, Kingston, Nipigon, White River, Sudbury, Peterborough, etc. y visto esclusas funcionando a lo largo del Canal. He bordeado el Lago Superior, el Huron, el Erie, Ontario, etc. Un agradable y tranquilo recorrido entre gentes educadas. Un viaje placentero.”

  Nota. Ahora, año 2010, paso a mi página web los comentarios que, en su día, hice de este viaje. He seleccionado las fotos, menos malas, de un reportaje deteriorado por el paso de los años.

 Enlace al ÁLBUM DE FOTOS