Home‎ > ‎América‎ > ‎

Canadá(el) - Terranova 99

 Agosto de 1999

 No entré con buen pie en Canadá. Se suponía que desde Toronto, adonde llegué procedente de Miami, tenía que desplazarme en avión a ST. JOHN'S, la capital de Terranova. Pues bien cuando ya estaba en el avión e íbamos despegando mi compañero de asiento me aseguró que el avión iba a SAINT JOHN y no a ST JOHN’S como yo creía. La diferencia era de unas 7 horas de avión, entre ida y vuelta. Así es de grande Canadá. Afortunadamente, y gracias a mi francés, pude arreglarlo todo y, además, conseguir que me regalaran el costosísimo billete. Una vez en SAINT JOHN volé a Halifax y desde allí a ST. JOHN'S, mi verdadero destino y capital de Terranova.

Aunque había estado tres veces antes en Canadá reconocí, una vez más, que es un país encantador: ecologista, verde, lleno de bosques, limpio, con ciudades modernas y gente educada y cumplidora. Todos los vuelos resultaron agradables. Por supuesto en España jamás me habrían regalado un billete de 7 horas de avión. Sobrevolar los bosques, los ríos, los pueblecitos, las praderas, etc. fue un placer. La temperatura durante el día era ideal: 23° C. Llegué al anochecer  a ST. JOHN'S. Hacía fresco.

Alquilé un coche por unos días y conduje durante muchas horas pues las distancias son enormes. Cualquier punto, aunque sea de poco interés, está a 200 km Por ejemplo: para visitar unos acantilados llenos de pájaros (ganets) que estaban criando, tuve que desviarme de la carretera principal unos 150 Km, y conducir durante 3 horas a través de la lluvia y la niebla. Cuando llegué, había tan poca luz que, desde la parte superior del acantilado no se podía ver el mar. Si quería visitar un pueblecito, de los poquísimos que había, o un puertecito tenía que salirme de la carretera general 150 ó 200 km. y tomar una secundaria. Me di una paliza horrible y, para colmo, el tiempo atmosférico no me ayudó en absoluto.

Únicamente recuerdo una mañana, en la capital ST JOHN'S en la que lució el sol durante 2 horas y casi me vuelvo loco haciendo fotografías. Hay una zona muy bonita con casas revestidas de madera pintada en llamativos colores. Me recordaba otros países nórdicos como Groenlandia, Faeroes, etc. Visité lugares típicos, próximos a la capital, como SIGNAL HILL, QUIDI VIDI, LA CATEDRAL DE ST. PATRICK, etc.

Durante mi largo recorrido visite otros sitios como: CAPE SPEAR, donde llovía sin parar, el lugar más al este del continente americano; el pueblecito de pescadores de PETTY HARBOUR, ST.  MARY'S y no sé cuantos lugares desde donde se suponía que podría  ver ballenas... pero que no vi ni una. Conclusión: una paliza de 2.000 Km que me lució muy poco y para más INRI, no pude tomar fotografías. Esperaba ver icebergs flotando… pues  ¡no vi ni uno! Por cierto, uno de ellos acabó con el TITANIC, precisamente por esta zona. He visto algunos pueblecitos con encanto… pero entre la niebla. Me acerqué  hasta Windsor, tras atravesar Gander. Una paliza tremenda.

Eso sí: he atravesado bosques y bosques... y bosques a lo largo de Km y Km. Se ven millones de lagos de agua dulce de todos los tamaños y, al parecer, llenos de truchas. También hay zonas extensísimas con arbustos. En ocasiones ni eso, solamente hierbas altas. Algunas veces no veía árboles, ni casas, ni gente, ni coches, ni ovejas... y así a lo largo de unos 100 km. De repente llega la lluvia o la niebla o la oscuridad... o sale, tímidamente, el sol entre negras nubes y también esto se repite una y otra vez cada 5 minutos. Había, además, un cierto aire inhóspito.

Los árboles suelen ser coníferas, siempre pequeños, apretadísimos unos con otros y, con frecuencia, enfermos. Se secan y mueren. Los árboles se mantienen pequeños, creo, al estar tan juntos y apretados impidiendo el desarrollo normal. No solo quedan pequeños sino endebles. Nadie supo decirme que pasaba con ellos.

Ahora es la época, sólo dura 2 semanas, en la que la gente puede pescar el pez gato: todos van como locos a pescarlo. Lo he probado y sabe bien. Terranova es más barato que España aun cuando tiene que traer o importar todo desde muy lejos. El árbol más popular es el MAPLE, cuya hoja aparece en su bandera.  Este año se  está celebrando el 50 aniversario de la  unión con Canadá, ya que antes formaba parte, directa, de la Corona Británica.

Tiene la misma superficie que la España continental pero sólo con una población de 500.000 habitantes... muy difíciles de ver y de saludar, ¡aunque te mates haciendo kilómetros! En este momento Canadá tiene una renta per capita un 50% más alta que la de España y continua en el ámbito de la COMMONWEALTH. Por respeto a la tradición siguen manteniendo sumisión a la Reina de Inglaterra y a su Gobernador General. Es un país ejemplar. La verdad es que Québec no encaja muy bien en todo esto.

Terranova, NEW FOUNDLAND como le llaman ellos, bien puede ser un paraíso ecológico, no lo dudo, pero no tiene encanto. Podría citar media docena de lugares, igualmente cuidados, con más belleza, más encanto, más colorido, etc. El tiempo es impredecible, como pasa por estos paralelos ¡Es un coñazo! He comido buen salmón, buen pez-gato y buenas sopas de pescado. Me ha sorprendido no ver pescado ahumado, ni en lata, ni en aceite. Quizás sus pescados sean muy grandes para esto o bien no son los adecuados.

Me encontré al mecánico de un barco gallego que había venido a hacer una reparación urgente: me dijo que ya no quedaban barcos españoles pescando por estas aguas. Después de la historia del "fletan" los controlan demasiado y los multan. Este pez puede medir hasta 3 metros. Solamente se come “el blanco”. A España no se traía ya que pescaban sólo “el negro” que se vendía, directamente a Japón. Apenas se encuentra el fletan blanco pero me dijo que era delicioso.

Desde el aire pude comprobar que Terranova está llena de: millones de islas, millones de bahías, millones de fiordos y trillones de lagos. Visitar Canadá es siempre agradable. 

Enlace al ÁLBUM DE FOTOS