Home‎ > ‎América‎ > ‎Caribe‎ > ‎

Jamaica 14

 Abril de 2014

 Actualmente, la monarquía constitucional de Jamaica, de superficie similar a la provincia de Zamora, tiene una población de 2,8 millones de habitantes. Su capital Kingston, que solo tiene cien mil, cuenta con una  aglomeración urbana de casi 600 mil. Su moneda, el dólar jamaicano, que nadie quiere, hace que debas pagar todo en dólares USA. Por un euro te dan 150 dólares jamaicanos, pero de nada sirven porque no se usan, a menos que vayas por los pueblos del interior. El jefe del estado no es ni más ni menos que la Reina de Inglaterra, representada, desde el año 1962 que consiguieron su independencia, por un Gobernador general, como ocurre con otras ex colonias del Reino Unido. Son, por supuesto, miembros de la Commonwealth.

 En el jamaicano, se observa un profundo odio hacia el blanco quien, para ellos, es culpable de todos sus problemas. Creo que, desde hace años, se refleja en algunas canciones-protesta  de Bob Marley. En el Rastafarismo se culpa al blanco de todo…quizás con razón pues fue quien le sometió a la esclavitud. Además de una religión, en la que creen que el rey de Etiopía Haile Selassie es su dios, es una forma de vida. Recuerdo que, estando en Kingston, su capital, tome innecesariamente un taxi creyendo que un museo estaba más lejos y resultó estar a solo una calle de distancia. Cuando le pregunté el precio al taxista-rasta me respondió muy arrogante: para ti, simplemente diez dólares…habría bastado con dos. Viendo su rostro feroz no me atreví a discutir y pagué los diez dólares.

 Su población ha estado siempre emigrando al Reino Unido, a los Estados Unidos o a Canadá. La mortalidad infantil es muy alta, un 1,5 %, pero la esperanza de vida, dicen ellos, va desde 70 años en el hombre a 75 en la mujer, lo que dudo completamente ya que no hay seguridad social. El 92% son negros, el 6% mulatos, el 2% indios de la Unión India. Apenas hay vestigios de blancos, ni tampoco de católicos pues, o bien son protestantes o bien ateos; estos últimos llegan al 25%. El PIB por habitante es de 5.500 dólares. En España, como referencia, es de 30.000. El paro oficial es del 14% pero el de la mujer llega al 60%.

 Su principal producción agrícola es el azúcar de caña y, por supuesto, el ron que sale de ella y que es de primera calidad. También tienen pimienta y tabaco. Es el segundo país del mundo en producción de bauxita. En cualquier caso las principales entradas de divisas vienen del turismo y de las remesas que hacen los emigrantes. El país tienes cotas muy altas de inseguridad,  pero las áreas turísticas están muy vigiladas para defender los altos ingresos que proporcionan y que son imprescindibles para ellos. Como dato curioso, hay un teléfono móvil por habitante, ¡ahí queda eso!

 El analfabetismo llega al 15%, lo que supone falta de escolarización gratuita. Hay 0,4 médicos por cada 1.000 habitantes, o lo que es igual 1 médico por cada 2.500 personas y, como referencia, en España hay diez veces más. Un 2% de la población adulta padece de VIH.

 Además de recorrer las montañas y sus bosques tropicales me pasé a visitar la casa de montaña que tenía Bob Marley en el pueblecito de “Nueve Millas”, en la parroquia de Santa Ana, y que sus herederos conservan. Gentes rastafari se encargan de su mantenimiento…colocadas a tope. Y pidiendo todo el tiempo. Es una casa-museo, en cierto modo, y los coleguillas de Bob, todos jubilados, tocan sus canciones con la ayuda del banyo, la guitarra y los tambores.

 Me gustó saber que el hotel en el que estuve durante mi visita del año 1980, llamado Jamaica Inn, se convirtió en el hotel insignia de la isla por su clase, comodidad y estilo conservador. De hecho, recuerdo, solo tenía dos plantas con pocas y espaciosas habitaciones, escaleras amplias para subir, y un pequeño campo de cricket delante, junto con una preciosa playa en propiedad…una maravilla. Ahora, pernoctar una  noche, sin desayuno, cuesta 400 euros.

 Volví a recorrer el río Dunn, sus cascadas y su desembocadura, todo ello convertido en un parque nacional en el que se incluye, ahora, una playa. El catamarán se ha convertido en el barco turístico por excelencia; es cómodo y cabe mucha gente.

 Me alojé en el hotel Riu Montego Bay, pintado en color lila, en el que había una agradable playa y toda clase de confort en mi habitación situada frente al mar. Se comía bien y había muchos obesos americanos de Miami. Delante de mi habitación, en el mar, aparecía una pequeña isla sobre la que se construyó el hotel Sandel, quizás de 5 estrellas.

 La venta de marihuana se hace con descaro, aún cuando se supone que no es legal. Siempre están listos para vender, bien sea hierba o souvenires o queriendo hacerle trenzas al pelo de tu acompañante. En las mismas playas hay tipos locales que te llaman desde una barca para venderte algo que llevan en ella.

 Cuando los británicos comenzaron con las plantaciones de azúcar, las cobras causaban estragos entre los esclavos, así que decidieron traerse a indios, de La India, conocedores de esas culebras, de las plantaciones de azúcar y, sobre todo, jinetas, enemigas acérrimas de las cobras. Tantas cobras se comieron las jinetas y tan bien les iba, que comenzaron a reproducirse de forma masiva…al final, las jinetas acabaron con las cobras y decidieron atacar a los esclavos, tal cual lo hacían las cobras…. Para acabarlo de arreglar, los indios se unieron con los esclavos negros jamaicanos y dieron lugar a una mini etnia negra con aire indio… una cosa bastante rara. El prepotente hombre blanco se cree saber más que la naturaleza y  todo lo estropea y distorsiona.

 Hay pueblos de pescadores como Oracabessa y pueblos con nombre español como Puerto Antonio con una bahía rodeada de “las montañas azules”. De aquí, precisamente, parten para pescar el famoso merlín azul o el pez rey, ambos grandes y sabrosos. También está la localidad Spanish Town, con su pequeña catedral, que fue la primera capital del país y que está situada no muy lejos de Kingston.

Tras nuestro dominio de la isla, desde Colón en 1494 hasta 1665, los británicos nos echaron para quedarse con ella hasta que en 1960 se la devolvieron a los jamaicanos o jamaiquinos, hartos de sufrir. Los americanos, USA, han desplazado al Reino Unido en cuanto a negocios y actividad industrial.

 Pues no creo que haya mucho más que contar…

 Enlace al ÁLBUM DE FOTOS