Home‎ > ‎América‎ > ‎Caribe‎ > ‎

Jamaica 05

 Junio de 2005

 La violencia ha llegado a tal nivel en Jamica que el robo y el asesinato están en la calle constantemente. Hace solo unos meses se han aprobado unas leyes para frenar una criminalidad que llega a mil muertes violentas al año. Ellos suelen decir que en Nueva York hay todavía más… La inseguridad amenaza el turismo, el cual tiene que estar dentro de una zona pequeña muy vigilada por la policía.    La superficie de la isla, tercera por tamaño en el Caribe, es exactamente igual a la de Asturias pero con una población de 2,6 millones de habitantes. Kingston, la capital, no llega a 100 mil y yo, que he estado allí, certifico que recibía miradas de odio desde todos los ángulos. El dólar jamaicano no se cotiza en ninguna parte dada su inestabilidad económica, así que hay que pagar todo en dólares americanos. El país se considera una monarquía constitucional en la que el jefe de  estado es la Reina de Inglaterra. Por supuesto, como es una ex colonia británica,  es miembro de la Commonwealth.

 No hay blancos; la población es en un 80% negra, en un 15%  mulata y hay un grupo del 2%, resultado de la unión entre el negro y el indio de La Unión India, que fue traído aquí para trabajar en la caña de azúcar. El resto, un 3%, es una miscelánea de razas. Deberían hablar todos en inglés, pues es la única lengua oficial, pero en realidad lo que hablan es el dialecto criollo llamado patois (mezcla de inglés, francés y español). Hay un 15% de analfabetismo. Los médicos no llegan al 1 por mil de la población. En España nos acercamos al 4 por mil.

 Actualmente hay un 45% de protestantes, un 10% de católicos y el resto son animistas o ateos. El nivel de vida es muy bajo y el PIB por habitante no llega a los 3 mil dólares, lo que supone menos del 10% del que tiene España. Azúcar, pimienta, ron, etc. son casi todo cuanto tienen y exportan en la agricultura. Son los segundos productores de bauxita del mundo, mineral del que se obtiene el aluminio. Si añadimos la entrada de divisas por turismo, habremos definido su riqueza. El resto del país es un poco caótico y deficitario en todo. El paro no es este año muy alto: solo un 12%.

 Ahora, en 2005, me doy cuenta de que cuando vine en Agosto de 1980 no podía imaginarme que solo unos meses después Bob Marley moriría tras haber cumplido los 36 años. Los coleguillas de Bob, ahora con 60 años cumplidos, siguen su estilo y forman pequeñas orquestinas en las que visten con atuendo y estilo rastafari: la barba, el pelo que no debe cortarse, la gorra de lana con la bandera del país que son los colores rastas, el banyo, el porro, el lenguaje criollo, etc.

 En esta visita quise profundizar en la cultura de los negros cimarrones, aquellos esclavos que escapaban de las plantaciones británicas de azúcar en la isla y se refugiaban en las montañas de la cordillera norte donde era más difícil dar con ellos. Fundaban diminutos núcleos urbanos y mantenían sus culturas indígenas arcaicas, tales como su primer idioma (el patois jamaicano, de origen esclavo), su comida criolla con influencias animistas, sus tradiciones. Así que me armé de paciencia y empeño y remonté a lugares y montañas de la cordillera norte, muy por encima de los mil metros de altura para visitarlos. Fue una experiencia interesante; tenían su propia cosecha de marihuana, su pollo frito de forma criolla, sus dulces y canciones. Recomendaría esta visita a los viajeros pero, es muy probable que, en poco tiempo, puedan convertirse en demasiado turísticas o bien que un día trinquen a todos los turistas y les roben cuanto lleven encima; así se las gastan los jamaicanos…

 La costa norte,  al pie de la cordillera tropical, está ahora llena de hoteles que cuando vine por primera vez en 1980 no existían; todo se ha popularizado. En cualquier caso, esa cordillera tropical es un tanto aburrida: hay mucho matorral, mucho bosque bajo, mucho árbol delgado y diminuto, muchísima enredadera que monta sobre el dosel del bosque y se lo va comiendo todo. Horrible. En fin, no tiene palmeras, ni árboles de gran desarrollo, ni árboles con flores, ni flamboyanes, ni nada de nada que atraiga del trópico. De la ladera norte de la cordillera bajan las aguas de lluvia formando pequeños riachuelos que se unen, como el caso del río Dunn, y forman pequeñas cascadas al llegar a la desembocadura en Ocho Ríos. Es también en esa costa en la que hay  puertos para grandes barcos cargueros de mineral de bauxita.

 Estuve una semana alojado, cual turista de a pie, en uno de los hoteles que tiene Riu con “todo incluido” en Negril, creo que era el Palace, pues había otro llamado también Riu Negril, ambos a unos 80 km de Montego Bay. Hice excursiones a mi aire durante toda la semana y por toda la isla, y hasta pernocté fuera un par de veces. Las carreteras de montaña son muy estrechas, llenas de curvas, con muy mal firme y muy peligrosas pues los conductores no se pegan a la izquierda. Los pequeños pueblos de montaña que he atravesado son pobres y más bien sucios en los que los chavales andan descaradamente con el porro en la mano.

 La casualidad hizo que viera como caía un polluelo de su nido en una palmera. Lo hizo sobre la hierba y comenzó a corretear y dar saltos sobre ella; los padres, conscientes de la situación, se acercaban con todo sigilo, para no ser vistos, al pobre polluelo, quizás su única cría, al que alimentaron lo que pudieron…cayó la noche y con ella apareció un gato…así de dura es la vida animal en libertad. Una preciosa puesta de sol me ayudó a salir del drama del polluelo caído del nido.

 Recorriendo zonas de selva tropical, los pájaros que más se ven en Jamaica son las garcillas, las garzas nocturnas, los colibríes, los cuervos, etc. Dentro de los colibríes, el llamado pájaro doctor y el llamado “de los mangos”, ambos endémicos de la isla. También se ven lagartos pequeños, tipo basiliscos, culebras, nidos de pájaros, flores tropicales, árboles con calabazas, bananos, bambú, etc. En cuanto al bambú he de decir que el de este país es especialmente grueso de tamaño y paredes y muy sólido para la construcción de casas.

 Tienen fama las playas del norte; tal es el caso de la de Negril, en la que se encontraba mi hotel, que dicen tiene 10 km de arena fina con una bonita edificación al fondo de la misma y dos enormes hoteles de la cadena Riu. La Playa del Tesoro, las de Montego Bay o simplemente Mobay como dicen ellos, en cuyos alrededores está la Avda. Gloucester, muy concurrida en la que suena el reggae. No lejos de aquí hay otro punto turístico llamado Falmouth. Y tampoco muy lejos está el aeropuerto internacional de la zona turística.

 Pues bien, no hay mucho más en esta isla.

 Enlace al ÁLBUM DE FOTOS


 
Comments