Home‎ > ‎África‎ > ‎

Seychelles 90

Agosto de 1990

 El maravilloso archipiélago de las Seychelles, formado por cientos de islas, tiene miles de preciosas playas de finísima arena blanca que dejan absorto a ­cualquiera pues, además, el color de las aguas es indescriptible, pasando de casi transparentes o blancas a tonos verdes claros y oscuros y finalmente a azul turquesa. Con mucha frecuencia las palmeras cocoteras se inclinan sobre la arena de las playas añadiendo, si cabe, más belleza al paisaje.

 El resto de la vegetación  es muy verde, muy frondoso, muy tropical y lleno de plantas con flores, palmeras, árboles del pan, lia­nas, buganvillas etc. Todo es vegetación exuberante sin claros, salvo la cúspide de la montaña, antiguo volcán extinguido, que está siempre presente en el centro de cada una de las islas.

 Visité 8 islas, todas ellas muy bellas, las que recorrí detenidamente dadas sus pequeñas dimensiones. La comida tiene influencia hindú, lo que supone que casi todo lleva curry en exceso. Se come mucho pollo, cerdo y pescado (hay muchísima pesca por aquí), pero difícilmente puedes comerte un solomillo pues no tienen ganado vacuno.

 Es quizás el país socialista que mejor funciona de los que conozco, y he visto prácticamente todos. El nivel de vida, al igual que el cultural, es bastante alto y la gente es muy cumplidora y eficiente. Todo resulta muy caro es estas islas, pues al no estar su divisa en ningún mercado internacional establecen la paridad que les da la gana y que, por cierto, es altísima como en todos  los países socialistas.

 Los hoteles y la comida son caros y  no muy buenos. Ahora bien, las islas tienen una belleza indescriptible y el clima es muy agradable. La gente viste bien y su aseo y limpieza son ejemplares: su ropa está lavada a mano y secada al sol, por lo que la ropa blanca brilla de limpia.

 Las islas Seychelles son un archipiélago situado a unos 1.000 Km. al norte de Madagascar (donde no pude ir, en esta ocasión, por el problema de visado). Está formado por 30 islas principales con una superficie de 400 Km2, lo que quiere decir algo así como un municipio de cualquier provincia española, y una población de  100.000 habitantes. La capital es Victoria, en la isla de Mahe. Pertenecieron a Francia hasta 1.750 y después al Reino Unido hasta 1.970, fecha en que se hicieron independientes. El 90% son católicos.

Anécdotas: “Coco de mer” y la forma erótica de su fruto.

 Enlace al ÁLBUM DE FOTOS