Home‎ > ‎África‎ > ‎

República Democrática del Congo (la)

 Marzo de 2001

 Aprovechando mi descenso por el río BANGUI (también OUBANGUI y también OBANGUI) que separa la Rep. Centroafricana del Congo, entré a visitar este país. Por supuesto hizo falta papeleo, pues no tenia visado, y pagar las "formalidades" que me costaron unas 6.000 pesetas (36€)

El río OUBANGUI se presenta amplio, con más de 1 km de anchura, y navegar por él es muy agradable. El trasiego de las pequeñas canoas le da un marcado acento africano. Mi guía ROGE, el barquero, y yo íbamos en una pequeña y afiladísima canoa de unos 6 metros llamados en África dugout, que con un pequeño motor, que se paraba con frecuencia, nos llevaba a una velocidad de 6 u 8 nudos. Nos desplazábamos felizmente bajo un calurosísimo sol que aplastaba. El río se ve precioso cuando va cayendo el sol y las islas y los bancos de arena se tornan de color ocre.

 Apenas entré en el embarcadero de ZONGO, pueblo de la República Democrática del Congo, las instrucciones fueron claras: “estamos en guerra y no queremos fotografías.” Por supuesto, una vez más, hice algunas. Lamentablemente no llevaba la cámara con teleobjetivo, sino una de bolsillo de 35 mm. , pero algo pude hacer sin que me la quitaran. La miseria en esta zona del Congo es impresionante: las gentes vestidas con harapos, mala nutrición, cabañas derruidas en las que viven, olores…etc.

 Delante de este pueblo el río forma una playa de arena casi blanca. Delante del embarcadero veía a los soldados-niños con sus fusiles ametralladores. Daba pena ver aquellos niños de 16 años que, sin haberles dado siquiera un uniforme, vestían con ropa rota y sucia y seguramente no sabían por qué luchaban ni por qué morían.

 Esta zona del Congo pertenece a la provincia o territorio rebelde de ECUADOR mandada por J. PIERRE BEMBA y es más pobre que el resto del país en el que hay muchos diamantes, oro y otros minerales valiosos. Cuando, al entrar en ZONGO, la Policía me pidió dinero, lo hizo en nombre de la guerra y de sus necesidades.

 Nunca olvidaré el "hotelito", más bien cuadra, que tenia el poblado o pueblo tampoco su "mercado" que era una especie de vertedero de basuras. Yo sólo podía comer pescado del río frito en aceite de palmera y arroz cocido con pollo. La papaya era mala y los mangos aceptables.

 Tras haber sido asesinado Kabila, hace ya unos meses, y haberle sucedido su hijo en la presidencia del Congo, se espera que J. PIERRE BEMBA entre en razón y la guerra se acabe. Por supuesto no existe correo postal pues la situación es caótica.

 La gente come lo que pesca en el río, alguna que otra tilapia, y legumbres que recolecta. Todos tienen una caña de pescar, que no es de bambú sino simplemente un palito con una cuerda fina. En cuanto a la ropa de las mujeres he de decir que no es tan bonita como en otros países africanos y, por otra parte, está tan sucia y envejecida que los colores no destacan.

 Por supuesto no había ni turistas, ni viajeros, ni nada, ni nadie. Me podían haber comido sin más ni más. Creo que los lugareños de la aldea que visité apenas habían visto blancos por allí. Por supuesto todo el mundo quería sacarme dinero, venderme algo o robarme. Esto es simplemente África y tercermundismo unido a una situación bélica. En resumen: un explosivo.La República Democrática del Congo es casi 5 veces mayor que España  y tiene y  una población de 56 millones de habitantes. La capital KINSHASA tiene 4,6 millones. La  moneda es el franco congolés con unos billetes siempre guarros y llenos de grasa. El famoso Laurent Kabila ha sido recientemente asesinado y sustituido por su hijo. Una parte del país, formada por la etnia tutsi y apoyada por Uganda, Ruanda y Burundi, donde los tutsis tienen el poder, amenaza a la otra parte controlada por Kabila hijo. Fue una colonia de Bélgica y por muchos años se denominó el Congo Belga, hasta que en 1.960 consiguió su independencia y el revolucionario LUMUMBA tomó el poder hasta que otro bastardo, llamado MOBUTU, lo derrotó  en 1.971, cambiando el país de nombre. En 1.997 el rebelde Kabila se hace con el poder y le da el nombre de Rep. Dem. del Congo. El hombre vive sólo 45 años y  la  mujer 48. Las etnias son: Luba, Congo y Mongo. Aunque el francés es el idioma oficial lo que todo el mundo habla son lenguas bantúes y sudanesas. Hay un 50% de católicos, un 30% de protestantes y el resto  son musulmanes y animistas. Es uno de los países más pobres de África con una renta de 130 US$ lo que es una vergüenza, pues tiene incalculables riquezas en diamantes y otros minerales preciosos. El analfabetismo roza el 30%. La verdad es que es imperdonable que el mundo católico y el protestante hagan tan poco por este pueblo.

 Pasé unos días rodeado de mosquitos y recorriendo los ríos y las aldeas que el ejército me permitió. Tendré que volver cuando esta maldita guerra se acabe. En el último minuto, y cuando ya entraba en mi canoa para marchar del país, el carrete me fue "confiscado"...pude salvar algunas fotos que tenía en el carrete anterior. Así son las cosas cuando hay guerra, hambre y corrupción. Volveré.

 Enlace al ÁLBUM DE FOTOS