Home‎ > ‎África‎ > ‎

Nigeria

Junio de 2001

 Volé a Lagos, la ciudad más importante y de mayor población de Nigeria, vía París, con Air France. En el vuelo casi todos eran negros y los pocos blancos que viajaban iban a COTONOU, Benin. Así que estaba casi solo.

 Al aterrizar, un camión militar estaba atravesado en la pista y por poco nos la damos. Cosas de África. Con la Policía las cosas fueron mucho mejor de lo que esperaba. Más tarde me enteré de que las embajadas extranjeras  habían presentado una protesta por la continua extorsión  a los pasajeros. Tuve suerte.

 Dada la enorme peligrosidad de la ciudad, quizás la mas peligrosa del mundo, quedé con la Embajada Española para que me enviaran un chófer de su confianza, a buscarme. No había nadie esperándome, así que llamé a la embajada y me dijeron que la persona encargada, Celina, con la que yo había hablado, había tenido un accidente de coche. Dadas las circunstancias, tuve que correr el riesgo de buscar un trasporte por mi cuenta. Después me enteraría de que hay mucho criminal haciendo de taxista y que roban, matan o secuestran a los extranjeros. Al poco de salir del aeropuerto y cuando hacíamos cola para salir del recinto, alguien entró en el  coche de un extranjero y le arrebató el bolso. A partir de ese momento mis viajes por Nigeria siempre han sido con el seguro  de la puerta puesto. De hecho, dos días después, cuando iba en un coche, con chófer, que había alquilado por unos días, un tipo muy fornido, nigeriano, de la etnia HAUSA, intentó robarme pero al encontrarse con la puerta cerrada tuvo que dejarlo. Yo estaba temblando pues pensaba que la puerta cedería ya que ese tipo la forzaba y con aspecto feroz. ¡QUÉ SUSTO!

 Me alojé en el mejor hotel que encontré, pensando en la importancia de la seguridad: nada menos que en el Sheraton, único hotel decente, junto con el Meridian. No acostumbro a tomar estos hoteles salvo en casos que observo mucho peligro. Al igual que en otros hoteles africanos las putitas andaban siempre detrás de todo extranjero alojado en él.

 Nigeria, que tienen una superficie el doble de la de España, es el país más poblado de África con la friolera de 111 millones de habitantes. A pesar de la enorme producción de petróleo, que supone el 95 % de sus exportaciones, es un país muy pobre y con mucha corrupción. La renta per cápita anda por los 250 US$ mientras que Marruecos está ya en los  900. El petróleo está en la región del delta del río NIGER. Tras la muerte de su dictador SANI ABACHA en 1.998, Nigeria ha vuelto al sistema democrático. Aunque la capital es ABUJA con medio millón de habitantes; Lagos y su región tienen todo el protagonismo. La mortalidad infantil es del 8 %. Alrededor de los años 70, la región nigeriana de BIAFRA, en guerra civil, se hizo famosa en el mundo por las gigantescas hambrunas que duraron  algunos años.

 Las etnias dominantes son: la HAUSA, la más numerosa y compuesta por gente fuerte, mayoritariamente musulmanes y vestidos con bou-bou, seguidos de los IBOS, YERBA, FULBES, etc. La esperanza de vida está en 50 años para el hombre y 55 para la mujer. El porcentaje de sida es altísimo y sólo hay un médico por cada 6.000 habitantes. Un 50% de la población es musulmana, un 40 % cristiana y un 10 % animista. El analfabetismo ronda el 50 %.

 Durante mi anterior visita a NIGER, hace un par de años, entré en contacto con los HAUSA. Tuve un chófer-guía durante una semana recorriendo el país. Son fuertes, valientes y si les pagas bien te defienden con su vida.

 Mi recorrido comenzó con una visita detenida a Lagos para después adentrarme en otras direcciones del país, pero al llegar la noche tenía que volver al hotel por seguridad. Así por ejemplo tomé las carreteras hacia ABEOKUTA, IKESA (capital de la provincia), ADO, etc. Por el campo se ve mucho sorgo, mijo, piña tropical, mangos, bananos, palmeras aceiteras, etc. Creo que hacia el Norte hay algodón y patatas. Se ven millones de garzas así como grandes ficus, flamboyanes, almendros tropicales, mangos, etc.

 De la gastronomía nigeriana, que he degustado, destacaría en primer lugar la  fruta que tienen: diferentes clases de mangos, piña tropical, papaya y sandia y que creo es  la mejor de  entre los países tropicales que he visitado. Dulces y deliciosos higos secos del tamaño de una uña, curioso, ¿verdad? Virutas de coco metidas al horno con guindillas picantes que resultan algo fuertes pero muy sabrosas; pizzas horribles o carnes cocinadas con sabores muy raros, como lo son las especies que les añaden etc.

  En ningún momento he podido ir solo. El peligro se "mascaba". Así que tenía chófer-guardaespaldas todo el tiempo. Se trataba de  un nigeriano fuerte  que me costaba 40 dólares diarios (sueldo que él gana, habitualmente, al mes). Íbamos pegados el uno al otro todo el tiempo.

 Visitamos: playas, mercados, pueblos de los alrededores, etc. Yo salía muy poco del coche, cuando andábamos por la ciudad,  pues  podían "limpiarme" en un par de segundos. La vida del blanco está tan amenazada que no vi ni uno solo caminando por la calle. Además  de robarte, te pueden matar o secuestrar y pedir rescate a tu familia.

 El centro de Lagos es una isla dentro de una enorme laguna; de hecho, las zonas y barrios del extrarradio están formados por edificaciones típicas de los ríos, es decir: construidas  sobre pilotes hincados en el agua o en la orilla. Hay barriadas enteras al lado del agua. El trasporte de la madera desde el interior del país hasta Lagos, lugar donde se desembarca, se hace a base de plataformas formadas por troncos sueltos, por lo que los aserraderos están en la misma laguna. De esa forma, la materia prima entra directamente en el aserradero por el río, se corta en tablas o tablones y continúa en barcaza hasta el puerto para su exportación. El aspecto que ofrecen estos suburbios es deprimente y con olor a madera podrida, además son extremadamente peligrosos hasta para ellos mismos.

 Apenas he podido hacer fotografías, pues si me ven apuntar con la máquina ambos podríamos desaparecer. Las he tenido que hacer desde el coche y siempre en marcha, pues parado vendrían hacia mí y me atacarían.

 La conducción por todo el país es alocada. La gasolina vale la quinta parte que en España. Los golpes y los accidentes ocurren continuamente. Hay gente que conduce en contra dirección. Nunca había visto una cosa igual. El peligro es constante y así lo pone de manifiesto la nota que tiene colgada en Internet el Ministerio de Asuntos Exteriores Nigeriano. En resumen es la más anárquica que he visto jamás. Las columnas de coches son larguísimas debido a los atascamientos, los cuales tienen longitudes kilométricas. Tanto es así que como los  vendedores ambulantes lo saben, y hay millones de ellos, vienen a venderte algo constantemente y darte el coñazo con sus frutas, cigarrillos, periódicos, etc. Se juegan la vida entre los coches.

 El olor de buena parte de la ciudad es pestilente. Cuando no huele a mierda huele a comida podrida o a pescado podrido. Algo todavía más incómodo son las motos que llevan claxon de camión y meten un ruido horrible. Además están los paralíticos que van montados sobre sus sillas y se mezclan entre los coches para pedir limosna: Es peor que en Yakarta o Dhaka en Bangladesh. Hay muchos lisiados, ciegos, niños, etc. pidiendo limosna.

 La edificación, salvo cuatro edificios emblemáticos del centro, es toda ella cutre; sin pintura, sin mantenimiento, etc. Hasta el estadio de fútbol está que se cae. Lo mismo ocurre en el puerto donde los barcos no se pintan y están todos oxidados.

 Al ser un país tropical llueve mucho, sobre todo en la parte sur donde yo estaba. Durante el mes de Junio la media de las precipitaciones equivale a las de todo un año en muchos sitios de España.

 Debido a que las compañías petroleras son anglosajonas hay muchos planes de ayuda americanos, británicos y de la ONU; en general se ven gentes angloparlantes. Claro que sólo en el hotel, porque por el exterior, en las calles, no se ve a ningún blanco. Algunos de los vigilantes encargados de la seguridad de los hoteles llevan metralleta. El anglosajón no sale a la calle y es el nigeriano el que viene a visitarle al hotel.

 La moneda nigeriana es el NAIRA y un dólar equivale a 125 NAIRAS. El idioma oficial es el inglés pero sólo lo habla, y muy mal, la clase culta.

 Entre otros detalles recuerdo los siguientes:

1º - No vi ni un solo español en el viaje, pero conocí un negro hondureño. No sé por qué tenemos aquí una embajada.

2º - No he visto ni un solo mosquito, lo cual es increíble en este país y en época de lluvias.

3º - Casi el 50% de la energía eléctrica proviene de saltos en el río Níger

4°- No existe el turismo, solo algún viajero empedernido como yo puede atreverse a venir a este lugar.

50 - Conocí a un matrimonio, él nigeriano y ella ecuatoguineana. Ella hablaba español y era muy agradable.

6° - Había oído decir que Lagos era la ciudad más cara del mundo. Es cierto, todo vale, posiblemente, el doble que en Europa.

7° - Los productos alimenticios tales como latas de conservas, paquetes de galletas, envasados en general, no llevan fecha de caducidad. Así es África. La mayor parte de las cosas están estropeadas o pasadas: chocolates, sobres de café, galletas, etc.

8° - Lagos concentra la mayor parte de la industria del país; su puerto de carga y la industria de la madera contribuyen a ello.

9° - En el hotel donde me hospedé, en el que había más de 40 personas dedicadas a la seguridad del mismo, me aconsejaron que no abriera la puerta de mi habitación si no reconocía a la persona que llamaba. El peligro es constante.

10° - Eso de hospedarme en un hotel como Sheraton es algo a lo que no estoy acostumbrado pero, en este caso, no tenía otra alternativa si quería un “hotel con un mínimo de garantía de seguridad”. Incluso éste  no la tiene tampoco, pero hacen lo que pueden para defenderse  de la  gran criminalidad que hay.

11° - La etnia dominante, que ostenta el poder y que, además, domina en las fuerzas armadas es la de los HAUSAS. Son tipos grandes y fuertes y emplean la fuerza para todo y nunca la inteligencia. Son muy violentos y agresivos. Son algo feroces.

12° - La famosa zona de BIAFRA,  al este del país, está  poblada por la etnia IBOS, que son más pacíficos e inteligentes, pero que están dominados por los HAUSA. Éstos, masacraron a IBOS biafrianos desde el año 1967 al 1972. Mi chofer, un tipo majísimo, es un IBO y el pobre casi llora cuando me cuenta las matanzas en su querida BIAFRA: JOHN OKOJI.

13° - La etnia YERBA se distingue por las marcas-cicatrices que  les hacen  en la  cara,  cuando son pequeños.

14°- La Peugeot y la Mercedes tienen en Nigeria plantas de ensamblaje: para el 545 y el 504 la primera, y dumperes y camiones la segunda. Desde aquí se venden  al resto de África. También en Lagos, además del puerto, el petróleo y la madera, tienen algo de industria textil y menaje. Forman parte de la COMMONWEALTH, pues fueron colonia británica hasta el año 1.960. Lo curioso  es que conducen por la derecha.

15°- No había visto un tráfico tan denso y violento. Los atascos duran horas pues no hay Policía. Por poco pierdo el avión a ABIDJAN y BRAZZA VILLE.

16°- El último día leí en un periódico local que habían asesinado en Lagos a 300 personas en el último mes, solo para robarles.

 Volveré pero a la parte Norte del país.

 Enlace al ÁLBUM DE FOTOS