Home‎ > ‎África‎ > ‎

Mauricio 99

 Noviembre de 1999

  En Agosto de 1990 vine a pasar unos días a la  isla Mauricio, tras haber visitado la Reunión y las Seychelles. Con una fotocopia de la memoria de aquel viaje, que he traído conmigo, he ido cotejando los cambios que ha podido haber en la isla en estos años.

 El nivel de vida y su calidad han aumentado extraordinariamente: las calles de los pueblos están asfaltadas, las casas pintadas y ahora ya no apestan como entonces; por otra parte las carreteras están muy bien y hasta tienen una "autopista" entre la capital y el aeropuerto, lo que antes era una horrible carretera llena de agujeros enormes y a medio asfaltar. El aeropuerto es nuevo, hay más hospitales, mejores viviendas... etc. Los autobuses parecen mejores, antes estaban sucios y sin pintar.
Siguen hablando en criollo francés aunque, ahora, hablan mucho más francés e inglés que antes. Los indios, que componen  el 50% de la población, siguen siendo los que llevan los negocios. El clima no ha variado: en 10 minutos puede llover, hacer sol, nublarse o estar totalmente despejado. Alquilé un coche y conduje por la izquierda durante tres días sin dejarme nada por ver. La isla tiene una superficie equivalente al 40%  de Mallorca. Actualmente tiene una población de 1,3 millones de habitantes; de ellos un 20% son analfabetos, un 70% son indios, provenientes de India, y el resto son criollos. Inglaterra trajo indios- de Unión India- a esta isla para trabajar la caña de azúcar y poco a poco se quedaron con la isla. Es algo terriblemente injusto con los nativos y criollos que están marginados en su propia tierra. Parecido a lo que ocurre en Fiji.

 Las gentes siguen siendo muy hospitalarias. Su situación política sigue siendo la de una República que forma parte de la Commonwealth desde 1992. Con anterioridad fue colonia británica. Su capital Port Louis tiene ahora 150.000 habitantes. El idioma oficial es el inglés aunque se habla más francés y más hindi. Como religión un 50% son hinduistas, un 30 % cristianos y un 20 % musulmanes. Su moneda, la rupia,  equivale a unas 6 pesetas.

Sus recursos económicos son: azúcar, turismo (han tenido unos 500.000 turistas el pasado año), vainilla y coco. El ingreso de divisas y el aumento del producto nacional bruto, debido al turismo, han sido impresionantes.
Al Norte de Isla Mauricio hay una pequeña isla, llamada RODRIGUES, de unos 14 por 8 kilómetros que no está desarrollada turisticamente debido a que no hay indios, sino nativos cristianos. Los hindúes no quieren ayudarles a mejorar. También hay, curiosamente, un diminuto archipiélago llamado "CARGADOS CARAJOS" que, supuestamente, fue descubierto por los portugueses. 
 Isla Mauricio, contra lo que la publicidad anuncia, es una isla bastante seca (así lo decía yo en la memoria de mi viaje por aquí en 1990), muy poco tropical y bastante volcánica.
Prácticamente no hay árboles, pues fueron arrancados para plantar caña de azúcar. Cuando los ingleses decidieron convertir la isla en una plantación de caña trajeron indostaníes para hacer el trabajo.
Aunque, como decía antes, la isla Mauricio es seca y no “tropical", el capital ha sabido construir hoteles en cuyos recintos se plantan palmeras, hibiscus, bouganvilles, etc. Si añadimos que las playas pueden ser privadas entonces pueden conseguir, de algún modo, engañar al turista y hacerle creer que la isla es toda así y que las palmeras no han sido "importadas". Los hoteles son, mayormente, de 4 estrellas o de lujo y ofrecen al turista gran confort con preciosos jardines y playas de arenas blancas. La conclusión es que los visitantes dejan Mauricio pensando que han estado en un país "tropical".
 La fuerte publicidad de estos hoteles en Europa se encarga de atraer mucho turismo.