Home‎ > ‎África‎ > ‎

Ghana

 Diciembre de 1998

 GENERALIDADES

 Colonia británica hasta 1957, Ghana, ha tenido desde ese año varias dictaduras hasta la famosa del teniente Rowlings la que acabó con un sistema democrático y una constitución en 1992. Continúa como presidente el teniente Rowlings.

 Tiene una superficie equivalente a la mitad de la España continental y una población de 18 millones de habitantes. Su capital Accra tiene 1.300.000 habitantes. La mayoría de la población es negra sudanesa: Akan (55%), Mole Dagbani (15%), Ewe (15%), etc.

 La lengua oficial es el inglés pero la que más se habla es la lengua Kwa y la Gur. En cuanto a religiones hay un 50% de cristianos, un 40% de animistas y un 10% de musulmanes. La unidad monetaria es el Cedi que vale unos 6 céntimos de peseta (0,0036€). Cualquier cosa vale miles o cientos de miles de Cedis. Llueve bastante, como en Santiago de Compostela, unos 1.700 mm al año. Hay mucha humedad y hace calor todo el año, aunque de diciembre a abril el calor y la humedad son muy soportables y, además, ni llueve, ni hay mosquitos, ni hay malaria.

 Los recursos económicos de la agricultura están en la madera, que exportan, en el maíz, en el aceite de palma, en la mandioca y en el cacao. No tiene mucha pesca esta parte del Atlántico, pero su producto minero es importante: manganeso, algo de diamantes, bauxita y petróleo. La renta per cápita es algo más alta que la de los países francófonos de la zona y llega a 400 US$ (España tiene 14.500). El analfabetismo alcanza un 40% y reciben unos 50 turistas diarios.

 Entré en el país por tierra, a través de la frontera con Togo. Los oficiales fronterizos se han inventado el sistema de tener una especie de "secretarios" que te ayudan con los papeles y los trámites y que después te sacan la pasta que se reparten entre ellos. El caso es que todo está tan cutre, tan lleno de mierda, tan pobre y miserable que estás sintiendo asco toda una hora que necesitas para pasar. Yo llevaba un coche y un chófer de Benín. Todo fue muy complicado. Después, hasta llegar a la capital Accra, te hacen parar por la carretera en unos 4 ó 5 controles en los que, descaradamente, los policías te piden dinero. En una ocasión llevábamos una barra de pan y también nos la pidieron. Les dije que no y los mandé al carajo. Se callaron y me dejaron pasar. Así todo el viaje.

 Recorrer Ghana es como recorrer Togo o Benín. Quizás Ghana tiene más hierba y más bosques hacia el norte. También se vende, por las carreteras, grandes ratas vivas, lagartos, etc., que mi "chófer" dice son un manjar. Las gentes de estos países no son agresivas como en otros países francófonos de centro de África, como Camerún, Gabón, etc. Hasta en las fronteras son amables. Resulta curioso que las mismas gentes y, en ocasiones, las mismas etnias están tanto a un lado como a otro de las fronteras. La única diferencia en Ghana, con relación a Togo, es que el idioma oficial es el inglés mientras que en Togo es el francés; pero las gentes de un lado y otro se entienden, perfectamente, en las lenguas de sus etnias. Igual ocurre entre Togo y Benín, su país vecino.

 Aquí, como en los países vecinos, la gente no fuma. Para que, ya tienen el Sida y la malaria que los mata bien muertos. Algo curioso es el peaje que hay que pagar siempre por circular por carreteras normales. Claro que una carretera normal en estos países es un lujo. La forma de vestir  es común a la de los países de su entorno. En ocasiones llevan el bou-bou ó el gran bou-bou. Visité el museo Nacional de Accra, que no me gustó lo que yo esperaba.

 Los vehículos son mejores y no se ven tirados por las carreteras, pues importan coches de segunda mano, europeos, de un mercado que hay en Bélgica. También añadiría, entre otras cosas curiosas que: la fruta  es muy buena, que encontré un hotel muy bueno (cosa rara por estos pagos), que las playas, en general, son grandes pero sin encanto, (como pasa siempre con el océano Atlántico), que el país está lleno de lagartos (de la especie "lagartus vulgaris"), que se ven algunos europeos que vienen aquí por el tema del petróleo, que no tienen un maldito pájaro, (porque se los comen o los corren a pedradas), que hay más flamboyanes de colores que en los otros países de su entorno, etc.

 El desarrollo de Accra es mucho más elevado que el de las capitales de Togo (Lomé) y de Benín (Porto Novo y Cotonou). Además de más alto hay más actividad, más limpieza, más orden, etc., etc. En pocas palabras se parece a las capitales de influencia colonial británica. Ahora bien, cuando he salido y recorrido unos 1.300 Km. por el país me he dado cuenta de que el nivel de la gente del campo y de los pueblos es igual ó más bajo que en los otros países del entorno. Hay un gran contraste entre la riqueza de la capital y la zona pesquera en la que la gente no tiene para comer y van casi desnudos y descalzos, viviendo en unas chabolas de asco y dentro de un sucio ambiente con unos olores horribles.

 Me hacía mucha gracia ver, por el campo, ovejas de color marrón oscuro que, al estar sucias, llevaban la lana con unos rizos asquerosos y yo le decía a mi "chófer" que eran ovejas "rastas".

 Cuando las mujeres llevan cestas en la cabeza, lo que ocurre casi siempre, o bien niños a la espalda, hacen el "pís" de pie y además lo lanzan muy lejos, como nosotros los hombres. Curioso, ¿verdad? Por el contrario los tíos lo hacen, más discretamente, poniéndose en cuclillas y escondiendo su pito entre las piernas.

 Mi "chófer" se reía mucho conmigo pues en cada una de las 1.000 paradas que la policía nos hacía, nos pedían dinero y yo me cachondeaba de ellos y no les daba nada. El no se atrevía a reírse  porque, inmediatamente, lo hubieran encarcelado, pero en mi caso no se atrevían y se quedaban cortados.

 Mi visita al país se concentró en la zona centro- sur: lago Volta, Kumasi, Ashanti, Sekondi (puerto), Cape Coast, Winneba, Accra, Sokpoe (gigantesco río) etc. Hemos tenido sol y bastante calor: 30° y humedad del 80%. Recorriendo el país se ve la forma tan inhumana de vida que lleva la gente: pequeñas casas de barro, especie de chozas, miles de niños corriendo desnudos y descalzos, muchas mujeres embarazadas, etc. Y todo ello dentro de un sistema de gobierno "democrático" y, por cierto, de los mejores de la zona. De este país es Kofi Annan el actual secretario general de la Naciones Unidas. Pero África es así: pobre, miserable y olvidada. Nosotros ayudamos a la India y a Centro-América, pensando que son lo peor y más desgraciado del mundo. Pues bien esos países son riquísimos comparados con la mayor parte de África. Pero así es el hombre capitalista de occidente: ignorante, católico ó protestante (no practicante), y dirigido por la iglesia, la TV., o el esnobismo. Y, entre tanto, África se muere a millones debido a la poca ayuda que reciben pues no caen "simpáticos", (claro, dirán: son negros y no tienen la misma alma, ni Dios los quiere tanto).

 En Ghana hay un problema racial: los Konkombas y los Namumbas que siempre se están peleando. En Accra, donde la ciudad prospera día a día, este problema ni se percibe y ni siquiera llega a la ciudad. Otro problema  es el de la madera: están talando montañas enteras de árboles, caoba, ébano, etc. En algunos casos hace falta un camión enorme para transportar un solo tronco. Igual ocurre con las producciones de oro y diamantes. En todos los casos el dinero nunca llega al pueblo. Hay mucha corrupción y soborno. Hay que decir que mientras los países de CFA. van hacia abajo, Ghana va hacia arriba.

 Curiosamente, aunque este país no es del ámbito de los de CFA, la gente tiene entrada libre y libertad para trabajar. Cuando en 1.957 Ghana se independizó de la Gran Bretaña, tenía la misma renta per cápita que Corea del sur. Ahora es Corea del sur quien ayuda a Ghana. Hay algo que no ha funcionado en la cultura política de África.

 Visité los fuertes de Cape Coast, Elmina, St. George, etc. que tienen más relación con el transporte de esclavos de esta zona, que de etapas políticas. Por aquí estuvieron no sólo los portugueses sino, también, holandeses, suecos, británicos, etc. Pobres esclavos que tenían que estar aquí metidos hasta que llegaban los barcos y se los llevaban. ¡Que canalla ha sido siempre el hombre con el hombre!Mejor dicho, en este caso: el blanco con el negro.

 Enlace al ÁLBUM DE FOTOS